BUENOS AIRES (ADNSUR) - La plataforma de streaming, Netflix, está tomando medidas enérgicas para evitar el intercambio de contraseñas. Para aquellos usuarios sospechosos de compartir información de una cuenta, la plataforma les ha pedido que verifiquen que están usando su propia cuenta.

El aviso que aparece de manera sorpresiva en las pantallas de aquellos quienes Netflix detecte que están usando a modo de “préstamo” los datos de otra persona, dice: “Si no vive con el propietario de esta cuenta, necesita su propia cuenta para seguir mirando”.

Luego, el usuario tiene la opción de que se le envíe un código de verificación por mensaje de texto o correo electrónico, incluso puede optar por “verificar más tarde”, aunque aún no está claro cuánto tiempo se puede posponer la verificación.

La plataforma de streaming confirmó el lanzamiento limitado de esta nueva función. “Esta prueba está diseñada para ayudar a garantizar que las personas que usan cuentas de Netflix estén autorizadas para hacerlo”, dijo un portavoz de la empresa a la revista People.

En el pasado, Netflix había dicho que no prestaba atención al hecho de que usuarios compartieran sus contraseñas con otras personas.

 

En 2016, el director ejecutivo, Reed Hastings, dijo que el hecho de que los usuarios compartieran la información de sus cuentas, era un obstáculo menor con el que tenían que “aprender a vivir”.

“En términos de -compartir contraseñas-, no hay planes de realizar cambios allí”, dijo Hastings, según el medio estadounidense CNBC. “El uso compartido de contraseñas es algo con lo que tienes que aprender a vivir, porque hay mucho uso compartido de contraseñas legítimo, como compartir con tu cónyuge, con tus hijos ... así que no hay una línea clara, y lo estamos haciendo bien tal como estamos”.

Hasta ahora, no existen pautas sobre la cantidad de dispositivos o ubicaciones desde las que un usuario puede iniciar sesión.