Benjamín vive en Comodoro Rivadavia junto a su familia. A los dos años fue diagnosticado con autismo. La sugerencia de adoptar una mascota para que comparta sus días surgió entre las terapias y tratamientos que realizaba. Y así fue que Nala llegó a su vida, para acompañarlo y convertirse en algo más que una mascota, en una amiga.

Las historias de amistad surgen de la simpleza del encuentro y de las coincidencias de la vida.  Y así pasó con Nala y Benjamín.  La mamá de Benjamín recuerda que a los dos años fue diagnosticado con autismo. Entre las terapias y tratamientos le sugirieron adoptar una mascota, ya que era hijo único y  tendría compañía.

Nala y Benja , dos amigos inseparables.
Nala y Benja , dos amigos inseparables.

Y así fue que llegó Nala a la familia. La cachorra se convirtió en una amiga inseparable de Benjamín. "Duermen juntos", resaltó la mamá de Benja quien reconoce que la vida de él cambio con la llegada de la perra.  "Nala fue como una compañera de juego, lo ayuda a dormir. Come algo él y le da a la perra. Duermen juntos".

"Nala le aportó tranquilidad, juego y una compañera  al estar solito" donde los días pasan entre juegos y el compartir la vida diaria.

UNA FAMILIA ADOPTO UNA PERRITA PARA AYUDAR A SU NENE CON AUTISMO

"A la sociedad le cuesta todavía porque hay personas que no se ponen en lugar de los otros padres. Uno se tiene que armar una coraza y seguir.  Que no se sientan solos. Uno tiene que lograr lo mejor para los hijos, y buscar la mejor calidad de vida para ellos y que sean lo mas independiente posibles. Y nunca bajar los brazos, por ellos más que nada", reconoció su mamá en una entrevista con Soledad Chorny para "Luchadores".