CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El caso del urólogo Hu Weifeng y el de otro médico dieron la vuelta al mundo, luego del cambio de color en la piel que experimentaron por el tratamiento que recibieron al contagiarse de coronavirus en China. Lamentablemente, tras cinco meses de lucha contra la infección, el doctor Hu murió el viernes.

El médico de 42 años estuvo internado durante más de un mes antes de perder la vida en el Hospital Central de Wuhan, el lugar donde tanto él como el otro profesional contrajeron Covid-19 en enero, según reproduce Daily Mail del portal de noticias chino The Paper.

Hu había trabajado junto a Li Wenliang, uno de los primeros médicos en dar a conocer lo que estaba ocurriendo con el virus, que luego fue acallado por el gobierno chino y murió a principios de febrero tras contagiarse la enfermedad .

Luego de haber permanecido más de 40 días en terapia intensiva conectado a un sistema de oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO, por sus siglas en inglés), Hu había recuperado la capacidad de hablar el 11 de abril y tres días más tarde, lo trasladaron a una habitación normal, según publicó La Nación este martes. 

Sin embargo, una semana después, sufrió una hemorragia cerebral severa y debió ser internado nuevamente en terapia intensiva donde finalmente murió el viernes.

Según el director de la unidad de cuidados extremos del Hospital para la Fraternidad Chino-Japonesa, Duan Jun, el color de la piel del urólogo se habría oscurecido como una reacción a la Polimixina B, droga suministrada como parte del tratamiento.

Yi Fan, el otro médico a quien también se le había oscurecido la piel, fue dado de alta en las últimas horas. La condición del cardiólogo mejoró tras haber estado 39 días conectado también a un sistema ECMO.