La vacuna de la Universidad de Oxford AstraZeneca vuelve a estar en el ojo de la tormenta al renovarse sus críticas después de la muerte de una joven italiana. Tras esto, el gobierno de ese país tomó la decisión de cambiar otra vez sus disposiciones.

Nuevamente, se prohibió utilizar AstraZeneca en menores de 60 años, y se dictaminó que la segunda dosis sea suministrada con Pfizer o Moderna, que utilizan el tipo MRNA.

Esta situación de cambio de disposiciones sucede por quinta vez  en relación a la vacuna británica-sueca, a la cual la Unión Europea le canceló los futuros contratos por incumplimiento con las entregas. También la prohibió durante dos semanas.

Viales con la vacuna de AstraZeneca. Foto: EFE
Viales con la vacuna de AstraZeneca. Foto: EFE

Cabe recordar que los entes sanitarios europeo e italiano primero autorizaron vacunar con el laboratorio de Oxford solo a los menores de 50 años. Después lo cambiaron solo para los mayores de 60 años.

Mientras tanto, los casos de reacciones trombóticas continuaron, así como hubieron también varios muertos en Alemania y Dinamarca. Por esto, algunos países prohibieron AstraZeneca, otros restringieron las edades.

Según informó una corresponsal de Clarín en Roma, los casos fatales o graves han sido pocos en relación a los millones de vacunas inoculadas en el mundo, pero sobre la de AstraZeneca se difundió una 'maldición'. Lo único seguro es que funciona muy bien en los mayores de 50 o 60 años, con altos niveles de protección. Y que las reacciones fatales o graves son muy escasas.

El caso de Camilla Canepa

En Italia, la polémica estalló con la muerte hace unos días de Camilla Canepa, una joven de 18 años de Liguria (Génova), fallecida por trombosis del seno cavernoso diez días después de haber sido vacunada con AstraZeneca.

Camila Canepa, 18 años y su muerte tras la vacuna COVID de AstraZeneca.
Camila Canepa, 18 años y su muerte tras la vacuna COVID de AstraZeneca.

Actualmente se esperan los resultados de la autopsia, pero las autoridades quieren establecer el papel en la tragedia de curas hormonales que la chica asumió cuatro días después de ser vacunada.

Camilla tenía otros problemas que no se informó si los escribió en el interrogatorio escrito en el que todos los que se vacunan deben referir sus problemas al médico que los entrevista antes de la vacunación.

"Nos usan como conejos de indias"

En la famosa stazione Termini de Roma, este fin de semana y este lunes siguieron las protestas. Es un enorme centro que se especializa en las vacunas de AstraZeneca. Millares de jóvenes afirman que “nos usan como conejillos para experimentos”, y están furiosos con el “coctel” o “fritanga mixta” de las vacunas.

Muchos que debían darse este lunes la segunda dosis reclamaron que les dieran la AstraZeneca. Uno de cada veinte se retiró sin ponérsela ante la negativa de los vacunadores porque el gobierno ha prohibido propinarles la sustancia anglo sueca. Otros aceptaron bajo protesta porque necesitan la certificación de que han completado la vacunación para viajar o ir a los lugares de vacaciones.

Testeos en Termini, Roma. Foto: Dpa
Testeos en Termini, Roma. Foto: Dpa

Con información de Clarín