Los  familiares de un hombre mayor que vivía en Camarones, realizaron en las últimas horas una denuncia ante la Policía del Chubut  por 'mala praxis'.

 El hecho sucedió el martes por la tarde en el Hospital Rural de Camarones, y según los familiares de E.P, sufrió quemaduras en el rostro producto de descarga de un desfibrilador cuando intentaban reanimarlo. Pese a las tareas de los médicos falleció, y ya interviene en el caso el Ministerio Público Fiscal.

La directora Sabrina Corzo, confirmó que cuando trataban de reanimar al paciente, el desfibrilador generó "chispas" y lo quemó en la parte superior de la cabeza, pero también la doctora y las dos enfermeras que asistían resultaron con lesiones.

Todo comenzó, según relató, cuando se encontró con dos enfermeras asistiendo a un paciente: "Escuché los gritos y percibí que el paciente se había descompensado, y la doctora está a pocas cuadras, llegó y se hicieron las maniobras de primeros auxilios, RCP, medicación, oxígeno y –por último- se intentó la maniobra con el desfibrilador que trabaja con un alto voltaje eléctrico”.

 Asimismo, indicó que según refiere la doctora "se emitieron 3 descargas y -en la última- el aparato generó chispas que le generaron lesiones al hombre en la parte superior de la cabeza. Incluso, a la doctora y a una de las enfermeras se les quemó la mano. Por eso, las personas que acompañaban al paciente habrán visto esa situación”, explicó.

El trágico hecho ocurrió en el Hospital de Camarones.
El trágico hecho ocurrió en el Hospital de Camarones.

En este contexto, aclaró que no hubo un principio de incendio porque fueron las chispas que el aparato emitió únicamente. "Las lesiones de las enfermeras son de baja gravedad. La doctora tenía las planchas del desfibrilador en las manos mientras hacía el procedimiento, y en un momento, se generan las chispas que le quemaron la cabeza a la víctima fatal y le provocaron heridas en la mano a la doctora”, detalló

Asimismo, manifestó que: "Yo no soy médica, soy psicóloga y hace menos de una semana que cubro el cargo. Según lo que se relata, se siguieron los pasos correspondientes. El hospital es de baja complejidad. En Trelew o en Comodoro Rivadavia, el hombre hubiera ido directamente a la terapia. Acá se hicieron todas las maniobras posibles para que el paciente reaccionara. Llegó en condiciones muy malas al hospital y se descompensó apenas llegó a la guardia”, explicó.

“Ese tipo de aparatos puede producir esos efectos. Me explicaban que -cuando se utiliza tanta carga eléctrica- pueden generarse esas situaciones. Para el desconocimiento de alguien ajeno a la medicina, resulta alarmante”, reconoció.

“Tengo conocimiento de la denuncia y llevé la documentación a la comisaría para que exista toda la disposición para que la Fiscalía pueda ver el registro de la guardia. Estoy a disposición de los familiares y los vecinos que quieran acercarse a darme sus quejas que son entendibles”, admitió.

Finalmente,  explicó que “la médica actuante es Gladys Alicia Corzo y es mi tía. Yo estuve viviendo en Paso de Indios y hace 2 años que estoy en Camarones. Hace 1 semana que estoy a cargo porque el odontólogo Pablo Montiel (Dir. del hospital)  tuvo un problema médico”, completó en Radio Chubut.