CAPITAL FEDERAL -  El rapero estadounidense DMX se encontraba hospitalizado con pronóstico grave tras sufrir un infarto, y falleció este viernes a los 50 años de edad.

DMX estaba ingresado en un hospital de la ciudad de White Plains, en el condado de Westchester, al norte de la ciudad de Nueva York, donde fue ingresado la noche del 1º de abril.

Earl Simmons -tal era su verdadero nombre- murió en el hospital "con su familia a su lado después de haber pasado los últimos días en soporte vital", escribieron sus familiares en un comunicado recogido por el canal local de la CBS.

DMX, que tenía 15 hijos, creció en el barrio neoyorquino de Yonkers y durante años tuvo problemas con las drogas.

Su carrera musical se desarrolló en los años '90 y también a principios de los 2000, época en la que vendió millones de copias de sus 5 primeros discos, que debutaron en el número 1 del Billboard, un récord para ese tiempo.

El artista se encontraba preparando un nuevo álbum con colaboraciones de Bono, Lil Wayne, Alicia Keys, Snoop Dogg y Usher, según ha trascendido.

Entre sus temas más conocidos figuran éxitos como X' Gon Give it To Ya' con más de 416 millones de reproducciones en Spotify pese a ser un single editado en 2003, Party Up (Up in Here) y Where the Hood At.

"Su mensaje de triunfo sobre la lucha, su búsqueda de la luz en la oscuridad, su búsqueda de la verdad y su gracia nos acercó a nuestra propia humanidad'', dijo la empresa en un comunicado en que lo describió como "nada menos que un gigante".

En lo personal vivió afectado por sus batallas legales así como su adicción a las drogas, que comenzó a los 14 años cuando fumó un cigarro de marihuana con cocaína.

DMX se declaró culpable en 2004 tras hacerse pasar por agente federal encubierto y chocar su camioneta contra una cerca de seguridad en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York. Fue arrestado en 2008 bajo cargos de drogas y crueldad animal tras una redada nocturna en su casa en Phoenix. DMX trató de hacer una barricada en su habitación, pero salió cuando un equipo SWAT entró a su casa.

En 2010, fue sentenciado a un año en prisión por violar los términos de su libertad condicional. Tras someterse a rehabilitación numerosas veces al año siguiente, dijo que finalmente logró superar su adicción.

Unos años después, fue sentenciado a un año en prisión por fraude financiero. Los fiscales dijeron que había creado un ardid para ocultar millones de dólares en ingresos al fisco y recibió cerca de 2 millones de dólares en multas.

Tras quedar libre, DMX planeó una gira de 32 conciertos para celebrar el 20mo aniversario de It's Dark and Hell is Hot, pero canceló varias fechas para volver a rehabilitación en 2019. En una publicación de Instagram, su equipo dijo que se disculpaba por las fechas canceladas y agradecía a sus fans por su apoyo incondicional.

Fuera de sus problemas legales, DMX emprendió iniciativas para apoyar a los menos afortunados. Dio consejos a un grupo de hombres de Filadelfia durante una aparición sorpresa en un grupo de apoyo para personas sin hogar en 2017 y ayudó a una familia de Maine con sus compras para el regreso a clases unos años después.