Una chica que amaba los cócteles y al grupo musical BTS. Pero su vida fue muy diferente a la del resto de las adolescentes. Y murió a los 18 años después de que la enfermedad de "Benjamin Button" la dejara con el cuerpo de una mujer de 144 años.

Ashanti Smith falleció el 17 de julio en Reino Unido, después de vivir con el síndrome de progeria de Hutchinson-Gilford, una condición de envejecimiento prematuro extremadamente rara que la vio cumplir ocho años por cada año de su vida.

Su extraña condición se hizo popular con la película "El curioso caso de Benjamin Button", protagonizada por Brad Pitt. A la joven británica, le causó artritis, enfermedades e insuficiencia cardíaca. Falleció de insuficiencia cardíaca y causas naturales.

Murió por la enfermedad de Benjamin Button a los 18 años

Su madre, Phoebe Louise Smith, rindió homenaje a su hija "brillante y de voluntad fuerte", quien, según ella, se negó a permitir que la enfermedad afectara su "hermoso espíritu", difunde Mirror.

Despedida soñada para la joven "de 144 años"

Pese a que su cuerpo era el equivalente a una mujer de 144 años cuando murió, Ashanti pudo disfrutar de cumplir 18 años en mayo con una noche de fiesta bebiendo su cóctel favorito: Sex on the beach.

La adolescente murió junto a su madre, su padre Shaine Wickens (33), y la amiga de la familia Kayleigh Cartwright (25). Ellos revelaron que sus últimas palabras a su madre fueron "tienes que dejarme ir".

Murió por la enfermedad de Benjamin Button a los 18 años

Phoebe ahora compartió detalles del funeral que le preparan a su hija. Espera que incluya cuatro caballos blancos, plumas, banderas del Orgullo y recuerdos de BTS, ya que Ashanti era una gran fan de la banda de K-Pop.

Por tal motivo sus amigos lanzaron una página de JustGiving para ayudar a financiar colectivamente la "despedida más grande y brillante de la historia", como esperan que sea el momento.

La orgullosa mamá planea un funeral con luces de discoteca, ataúd cubierto de BTS y banderas del Orgullo, para marcar la forma rica y vibrante en que Ashanti vivió su vida.

Murió por la enfermedad de Benjamin Button a los 18 años

"Va a ser una fiesta. Va a tener una pantalla gigante con videos para que todos se rían mucho, como ella siempre quería", apunta Phoebe.

La semana pasada, de hecho, pusieron 150 globos de helio en su honor y una exhibición de fuegos artificiales.

Alegre y comprometida

"La vida de Ashanti fue una alegría. La progeria afectó su movilidad, pero nada más", sostuvo Phoebe, oriunda de Burgess Hill, West Sussex.

Y agregó: "Ella era una típica chica de 18 años. Era brillante, y se animaba a decir lo que pensaba y todos lo sabían. Por eso también la adoraban".

"No afectó su corazón, su fuerza de voluntad o la forma en que se sentía consigo misma; se sentía hermosa todos los días. Me aseguré de ello", remarcó con emoción su madre.

Además, reveló que el día que murió estaba caminando por el parque con toda normalidad. Y que de repente sucedió, y todo duró una media hora.

Celebró los 18 con tragos y música

Ashanti había disfrutado recientemente de su primera noche de chicas después de cumplir 18 años y tomar su trago favorito a base de vodka, licor de melocotón y jugos de naranja y  arándanos.

Phoebe recuerda: "Ella era más ruidosa, más ruidosa que yo, y yo soy una persona muy ruidosa. Hay fotos del día que cumplió los 18 y recorrimos pubs para divertirnos. Se emborrachó y le encantó".

"Su condición afectó su movilidad para caminar tan lejos. Tenía una cadera rota y tuvo que retroceder tres veces, luego finalmente volvió a salir y ella simplemente caminó con la cadera rota.