Fede Ledezma, el nene cordobés que luchaba contra un neuroblastoma murió este viernes en Barcelona (España), donde realizaba un tratamiento especial.

La familia y allegados al nene habían realizado distintos eventos con el objetivo de recaudar fondos para costear el tratamiento y el viaje, pero el aporte más significativo fue el de Santiago Maratea, quien logró recolectar el dinero que faltaba, tal como detalla Cadena 3. 

Otro de los grandes colaboradores fue Enrique Piñeyro, el piloto cordobés que ofreció su avión privado para trasladar a Fede desde Córdoba hacia Barcelona.

La cuenta oficial de Todos por Fede fue la que informó la noticia con un breve y sentido mensaje: "Para siempre en nuestros corazones, lindo Fede".

Del Instagram de todos_por_fede

“Fede comenzó con oxígeno hace unos 8 o 9 días. Los papás tuvieron una junta médica el jueves pasado y (los profesionales) les dijeron que sus pulmoncitos estaban muy afectados ya. Y cada vez requerían más oxígeno”, detalló a Puntal Esteban Ledezma, el tío del nene. 

Según indica La Voz, a raíz de la situación, la familia de Fede había empezado a gestionar el regreso al país, ante la imposibilidad de continuar con un tratamiento para su enfermedad. Pero el jueves se profundizó la desmejora y el chiquito murió ayer viernes. “Fede ya nos hace caras desde el cielo”, resumió con tristeza su tío.