CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Un ex campeón de boxeo murió este domingo durante un concurso en el que ganaba quien comía más medialunas en un minuto. La tragedia ocurrió en Pinamar. El hombre padecía diabetes pero se desconoce todavía la causa del fallecimiento. Su familia cuestionó la atención recibida.

Mario Melo, quien fue campeón argentino y sudamericano de boxeo, murió este domingo en la localidad bonaerense de Pinamar, tras participar en un concurso en el que ganaba quien comiera la mayor cantidad de medialunas en un minuto. 

Ocurrió durante el evento denominado la Fiesta de la Medialuna, que tuvo lugar en la esquina de la avenida Bunge e Intermédanos. Melo se descompensó en el lugar donde se desarrollaba el encuentro y tuvo que ser trasladado al hospital local, donde horas más tarde murió.

https://twitter.com/GermanMonaco/status/1059250010175561728

Según reconstruyó la policía de la provincia de Buenos Aires en las últimas horas, la víctima padecía diabetes, aunque hasta el momento se desconoce cuáles fueron los motivos del deceso, informó Infobae.

Era la primera edición de la llamada Fiesta de la Medialuna, que además de la competencia denominada "Quién come más medialunas en un minuto", tenía eventos artísticos, juegos, sorteos y puestos de comida.

Murió en un concurso para ver quién comía más medialunas

"Se atragantó. Estaba masticando la segunda medialuna y se mete la tercera, la otra todavía no la había tragado, la estaba masticando. Aparece el locutor y le dice 'Mario, me prometiste que ibas a comer cinco y comiste tres'. El ahí empezó a los manotazos", contó Aída, una de las hermanas de Melo, que vio la competencia por el canal de TV local. La mujer aseguró que todos creían que el ex boxeador "estaba haciendo una broma".

Según destacó Clarín, la mujer cuestionó la atención médica que recibió porque, dijo, le hicieron maniobras de resucitación cardiopulmonar en vez de hacerle la maniobra de Heimlich, la compresión para desobstruir las vías respiratorias.

Sin embargo, la versión oficial es diferente. El director del hospital municipal de Pinamar, Walter Ciancio, fue el primer médico que intentó salvarle la vida a Melo. "Se tapó la vía aérea con una medialuna y eso le provocó un paro respiratorio", explicó. Contó que trataron de reanimarlo, pero ya era tarde: "Lo seguimos reanimando en la ambulancia y en el hospital, pero no pudimos salvarlo", lamentó.

El médico también opinó que no debería volver a hacerse este tipo de competencias. "No la recomiendo", dijo.

Otra hermana del ex boxeador fallecido, Beatriz, también aseguró que su hermano fue mal atendido: "Le hicieron la maniobra de auxilio cuando tuvieron que sacarle primero el bolo de medialuna que tenía en la parte respiratoria".

La mujer contó que el día anterior una nena de 12 años también se atragantó con medialunas "durante una competencia en la cual participaban solamente chicos".

Por su parte, el médico a cargo de la unidad de emergencias, Teodoro Maio, contó en diálogo con TN que estaban ubicados a 50 metros y que "no hubo demora en atender a Mario".

"Ni bien se cayó, lo atendió un bombero que le hizo la maniobra de Heimlich. Después subieron otras personas y lo quisieron asistir. Lo pusimos arriba de la ambulancia y lo llevamos al hospital. En ningún momento hubo falta de médicos", remarcó.

Sobre la menor que también se atragantó, dijo que la atendieron rápido y que no corrió peligro.

Melo fue campeón semipesado y pesado durante las décadas de los 80 y los 90. Vivía en una casa ubicada en Ostende y cobraba una pensión para ex boxeadores. Al ex boxeador lo apodaban "Mazazo".

El ex boxeador tomó notoriedad el último año cuando confesó que participó de una pelea arreglada en la que enfrentó al peleador cordobés Fabio "La Mole" Moli en 1997.

Fuentes: Infobae y Clarín