Ado Campeol, quien quedara en la historia de la gastronomía por ser el inventor del tiramisú, falleció este lunes en Italia a los 93 años.

La noticia sobre su muerte fue dada a conocer por Luca Zaia, gobernador de la región de Venecia, donde Campeol residía. "Con Ado Campeol, desaparecido hoy a la edad de 93 años, Treviso pierde otra estrella de su historia gastronómica", dijo en relación a la ciudad en la que habitaba el propietario del restaurante "Alle Beccherie".

Y agregó, a través de Facebook: "Fue en su casa, gracias a la intuición y la imaginación de su mujer, que nació uno de los postres más famosos del mundo, el tiramisu, certificado por la Academia Italiana de Cocina".

En base a la leyenda popular, el postre habría nacido a partir de un error cometido por la mujer de Campeol, Alba, y su jefe cocinero Roberto Linguanotto, luego de que una cucharada de mascarpone cayera en la mezcla de azucar y yemas de huevo que se había hecho para preparar helado de vainilla.

En la actualidad la receta del tiramisú tiene muchas variantes, siendo la de prepararlo con huevos, azúcar, mascarpone, bizcocho humedecido en café frío, y cacao la más popular.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!