CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Dos médicos de Capital Federal murieron en las últimas horas tras complicarse su cuadro de coronavirus. Se trata de María Rosa Fullone (56), médica Generalista especialista en Dermatología que trabajaba en el Hospital Fernández, y Carlos Sereday (65), jefe de cirugía plástica del Hospital de Quemados. 

Los profesionales se encontraban entre el aproximadamente 30% de los médicos de la Ciudad de Buenos Aires que aún resta vacunar contra el covid.

Fullone había sido internada el 20 de febrero y tres días después iba a ser inmunizado. Según contó el director del centro de salud, Ignacio Previgliano, la mujer no se había querido aplicar la vacuna en una primera instancia.

“Cuando decidió vacunarse se anotó para recibir el turno correspondiente”. Es la primera integrante del personal de salud que muere a causa del COVID-19, detalla Radio Mitre.

Según indicó el profesional, “no faltaron vacunas” en el momento en que llegó la primera tanda de dosis.  Agregó que "en el Ministerio de Salud de la Ciudad la vacunación se hizo en forma transparente y en forma categórica de acuerdo a las prioridades y al cronograma de salud”.

Sereday murió el fin de semana pasado. Era médico especialista en cirugía reparadora y quemados. miembro titular de la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica (SACPER), e integrante activo de Burn Care and Reconstructive Surgery Medical Group. También cumplía una función importante como Coordinador de Cuidados de Pacientes Quemados en las prepagas OSDE y Swiss Medical.