GAIMAN - Una camioneta Ford Ranger fue secuestrada ayer en manos de una anciana de 70 años. Se trata de un rodado cuyo origen se remite a una doble estafa con autos. La mujer la compró de buena fe y la Policía se la secuestró. Luego descubrieron que había sido estafada por el mismo sujeto que adquirió fraudulentamente la camioneta.

Existía un pedido de secuestro tramitado desde la Comisaría de Gaiman por una causa de estafa con autos. Intervino personal de la Planta de Sustracción de Automotores.

Los investigadores rastreaban hacía un mes la camioneta. Confirmaron que estaba en poder de una mujer de 70 años que no supo, al momento de comprarla, que tenía un origen turbio y que era buscada por personal policial que ayer la secuestró en un procedimiento callejero.