PERÚ - El doctor Neil Alarcón Quispe envió un mensaje a su cuñada que decía: “Fuerza, sigue adelante”, una hora antes de morir por Covid-19, hace un par de días. Él es uno de los 20 médicos que han muerto en el país desde el inicio del estado de emergencia. De ellos, 19 fallecieron solo entre el 3 y el 13 de mayo. La mitad de las víctimas trabajaban en la región de Loreto-

Alarcón tenía 33 años y no tenía enfermedades o condiciones preexistentes que lo colocaran en el grupo de riesgo. Por eso siguió trabajando hasta que empezó a tener dificultades para respirar. “El 8 de mayo ingresó como paciente al mismo hospital y estuvo 20 horas sentado en la cochera esperando pasar a piso [de hospitalización]. Hablaba con nosotros todo el tiempo, hasta la última hora nos daba ánimos”, cuenta su cuñada, Rosa Agüero Otaysa, quien también es médica y trabaja en Lima en dos hospitales.

Ella y su esposo, hermano de Neil, participaron este jueves en la misa en honor a los médicos fallecidos que ofició el monseñor Guillermo Elías, obispo auxiliar de Lima, en la parroquia Nuestra Señora de Fátima de Miraflores, según reseña El Comercio. “Fuerza, hermanos y todos aquellos que eligieron la vocación de procurar la vida. No están solos, estamos con ustedes”, expresó el religioso durante el oficio, que despidió a oncólogos, ginecólgos, radiólogos, psiquiatras, cirujanos y cardiólogos, entre otras especialidades de los fallecidos.

De acuerdo con el Colegio Médico del Perú (CMP), en el país hay 840 médicos contagiados, principalmente en Lima, Iquitos, Trujillo y Pucallpa. De los casos positivos, 43 se encuentran en unidades de cuidados intensivos (UCI) y hay otros cinco que esperan un ventilador mecánico para sobrevivir.

“Cada 12 horas ha muerto un médico en mayo. Nos asusta la velocidad con la que están falleciendo nuestros colegas, por eso seguimos pidiendo que no falte oxígeno, medicamentos y ventiladores”, asegura Miguel Palacios Celi, decano del CMP.

El galeno sostiene que aunque ya han pasado dos meses desde que el coronavirus llegó al Perú, siguen faltando equipos de protección personal para garantizar la seguridad de los profesionales que están en la primera línea de atención. Ello se suma a la escasez de oxígeno, especialmente en Iquitos y Pucallpa, así como las dificultades iniciales para establecer puentes aéreos que permitan trasladar los casos graves hacia Lima.

Otras víctimas

En el caso de los policías, 4.098 han dado positivo al COVID-19. En tanto, ya son 82 los agentes que han fallecido por esta enfermedad.

A la fecha, 7 bomberos murieron por el coronavirus en el país y 20 voluntarios están internados en la Villa Panamericana.

En las Fuerzas Armadas, hay 1.172 contagiados y siete fallecieron. Cinco eran de la Marina y 2 del Ejército.

Fuente: El Comercio