Luego de que en las últimas horas se actualizaran un 26% los topes de facturación para estar dentro del régimen del monotributo, cambiarán desde enero los valores máximos de facturación para mantenerse como monotributista.

De esta manera, y en base a lo publicado por la AFIP durante la tarde de este lunes, quienes realizan actividades de servicios podrán tener ingresos de hasta $3.276.011,15, mientras que aquellos dedicados a la venta de cosas muebles tendrán un tope de $4.662.015,87.

Del mismo modo, cabe destacar, cada una de las categorías y los importes de pago mensuales deberán acogerse al mencionado aumento del 26%, en una situación que deja al incremento de los topes del sistema simplificado significativamente por debajo de la inflación.

De esta manera, son cada vez más los contribuyentes en riesgo de tener que pasarse al régimen impositivo general, algo que los obligaría a hacer la inscripción en el IVA y en el impuesto a las ganancias junto al pago del aporte previsional de autónomos.

Con una inflación alrededor del 50% en el año, la actualización del ingreso máximo permitido en los comercios es del 32,05%, mientras que en servicios el reajuste se ubicó en un 39,18%.

Por otro lado, en relación a las categorías más bajas, el incremento de los ingresos topes que es superior al 60%. En la Categoría A, por ejemplo, es del 65,05% anual pasando de $282.444,69 a $466.201,59, mientras que en la B el reajuste es de 63,57%, subiendo de $423.667,03 a $693.002,36.

Finalmente, en la Categoría C el incremento es del  71,75% pasando de $564.889,40 a $970.203,30.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!