ESTADOS UNIDOS - Desde marzo, la industria de Hollywood quedó muy golpeada por la pandemia de coronavirus. Producciones frenadas, proyectos suspendidos, crisis absoluta entre los estudios y las cadenas de cines. En ese contexto, algunos films están empezando a rodarse con estrictos protocolos, como Misión Imposible 7, una de las grandes apuestas para 2021 y los ánimos no están en el mejor de los momentos. Tom Cruise enfureció con dos miembros del equipo técnico a quienes amenazó a los gritos con echarlos si no respetaban el distanciamiento social.

La reacción del actor la publicó el diario británico The Sun, que tuvo acceso a un audio del momento en el que Cruise lanzó la advertencia a los dos trabajadores que revisaban imágenes frente a una computadora sin mantener una distancia prudencial uno de otro. “Esto no quiero volver a verlo nunca. ¡Nunca! Lo dije y ahora lo quiero, y si no lo hacen, están fuera. ¡No vamos a cancelar esta maldita película! ¿Se entiende? Si los vuelvo a ver, están jodidos y despedidos”, fustigó el protagonista de la saga de acción.

Cruise remarcó en todo el audio que quienes están trabajando en la película que él encabeza son privilegiados en una crisis que no tiene precedentes para la industria. “Somos el estándar de oro. Están allá en Hollywood haciendo películas ahora mismo gracias a nosotros. Porque creen en nosotros y en lo que estamos haciendo. Hablo por teléfono con todos los malditos estudios por la noche, las compañías de seguros, los productores y nos siguen para hacer sus películas. Estamos creando miles de puestos de trabajo, ¡hijos de p...!”, insultó.

El actor, además, justificó su enojo a partir de la grave situación económica que enfrenta una buena parte de los empleados que quedaron afuera de la gigantesca maquinaria que produce ficción. “Pueden contárselo a la gente que está perdiendo sus malditos hogares porque nuestra industria está cerrada. No van a poner comida en su mesa ni pagar su educación universitaria. ¡Con eso duermo todas las noches, el futuro de esta p... industria!”, exclamó.

El rodaje de Misión Imposible 7, que ahora se desarrolla en el Reino Unido, fue uno de los primeros que se frenó a principios de marzo. El equipo estaba en Italia cuando tuvieron que parar. Con el correr de las semanas, los estudios Paramount lograron rearmar el esquema de filmación dentro de la nueva normalidad, a partir del levantamiento de las restricciones que hubo a partir de septiembre en diferentes países europeos.

En esa línea, el director Christopher McQuarrie está realizando la séptima aventura del agente secreto Ethan Hunt, encarnado por Tom Cruise desde 1996, en simultáneo con la octava parte de la franquicia. El dolor de cabeza que significó volver a aceitar el engranaje parece haber tocado una fibra íntima en Cruise, que no solo actúa en la película. Además de ser uno de los productores, de acuerdo al sitio Deadline, fue uno de los responsables en diseñar los protocolos de seguridad para reiniciar los trabajos.

Sobre el final del audio, Cruise bajó la intensidad de sus gritos, pero con una orden muy marcada. “¿Estoy siendo claro? ¿Se entiende lo que quiero? ¿Entienden la responsabilidad que tienen? Eso es. Eso es. Confío en que ustedes lo harán”, remató. El estreno de Misión Imposible 7 está previsto para el 19 de noviembre de 2021, mientras que la 8 se vería a partir el 4 de noviembre de 2022, siempre y cuando la crisis global no meta piedras en el camino otra vez. Además de Cruise actúan Rebecca Ferguson, Ving Rhames y Simon Pegg, entre otros.

Fuente: Clarín