Este viernes Mirtha Legrand recibió la tercera dosis de la vacuna contra el Covid en el Centro Islámico de Palermo, donde también se le aplicaron las dos primeras a comienzos y mediados de este año. La conductora se mostró sonriente, sin barbijo y saludó a los presentes en el lugar.

A sus 94 años, Legrand acudió al centro vacunatorio acompañada de algunos de sus asistentes. Se trata de su segunda aparición pública en una misma semana, después de que el domingo fuese fotografiada votando en las elecciones legislativas.

En su encuentro con las urnas, Legrand fue asistida por personal de confianza, que la ayudó a caminar. Ante los rumores sobre su estado de salud, más tarde manifestó que “tengo cierta dificultad para caminar por haber estado mucho en la cama. La cama mata. Estoy ahí, acostada leyendo y mirando tele, muy cómoda”.

Cabe recordar que luego de la operación, y tras permanecer varios días internada en observación, la conductora recibió el alta el pasado 12 de octubre. El cuadro que derivó en la internación de Legrand comenzó el miércoles 29 de septiembre, cuando un malestar la llevó a consultar a su médico. Luego de una serie de estudios coronarios, le detectaron la mencionada obstrucción, que se trató mediante una intervención quirúrgica. Por ese motivo, el jueves 30 le colocaron dos stents, y, luego de unos pocos días en unidad coronaria, fue trasladada a una habitación común, donde permaneció en observación durante dos semanas.

Fuente: La Nación

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!