Es el triste desenlace del rumano Mircea Popescu, de 41 años de edad, que logró una fortuna en Bitcoin. Era considerado como uno de los hombres más ricos del mundo en criptomonedas, murió repentinamente y nadie conoce sus claves, por ende no tienen acceso, y podrían perder un total de dos mil millones de dólares

Según se informó, el rumano murió ahogado la semana pasada en Costa Rica, cuando salió a nadar. De acuerdo a medios locales, halló la muerte en la localidad de Playa Hermosa, donde la corriente lo arrastró y falleció en el acto. 

Tres mujeres confirmaron la muerte de Popescu, si bien se plantearon dudas sobre el paradero del millonario, su página solía tener actualizada, pero no registraba actividad desde el 23 de junio, el día en que salió a la playa.

Popescu fue reconocido como uno de los pioneros entre los que adoptaron el uso de Bitcoin. De acuerdo al New York Post, no hay manera de acceder a sus fondos. Si nadie tiene la claves, se perderá una fortuna. Así lo estiman varios analistas, como Alexander Marder, de Crypto Briefing. 

Otro experto en criptografía, Anthony Pompliano, de Pomp Investments, aseguró en un tuit, luego borrado, que podría haber beneficiarios de esta situación: “Mircea Popescu, un Bitcoin OG, falleció. Probablemente poseía bastante bitcoin. Puede que nunca sepamos cuánto o si se pierden para siempre, pero me recuerda lo que dijo Satoshi: 

"Las monedas perdidas sólo hacen que las monedas de los demás valgan un poco más. Piense en ello como una donación para todos”.

Pompliano aludía así a una frase que se atribuye a Satoshi Nakamoto, el seudónimo utilizado por quien o quienes, de forma anónima, desarrollaron Bitcoin.

Con información de Página 12.