El mercado inmobiliario de la región presenta hoy características especiales, al punto que las voces escuchadas en el sector coinciden en indicar que el valor de las propiedades ha disminuido fuertemente su valor en dólares. Incluso pueden encontrarse precios relativamente bajos en términos históricos: en torno a los 1.000 dólares por metro cuadrado, para una propiedad de uso medio.

Una combinación de factores deriva en las especiales circunstancias que presentan hoy la plaza comodorense y radatilense. Uno de ellos se deriva de la nueva ley de alquileres, que se refleja en un incremento de las propiedades en venta.

Muchos propietarios sacaron sus casas del mercado por miedo, después de la ley de alquileres y ahora las primeras actualizaciones están saliendo cerca del 50 por ciento, que los inquilinos ni siquiera pueden pagar”, observó Federico Blanco, titular de Valuartia Inmobiliaria.

La mayor oferta de propiedades en venta se ver reflejada en otro elemento, potenciado por la falta de financiación: “Hoy el precio del metro cuadrado en Rada Tilly puede estar en el orden de los 1.000 dólares por metro cuadrado, que está muy por debajo de la media histórica. Ha habido una caída del 30 por ciento”.

En efecto, distintas fuentes del sector coincidieron en señalar que también hay lógicas variaciones por calidades de construcción, ubicaciones y estado de conservación del inmueble. Hasta hace poco tiempo, un departamento al pozo en la misma plaza radatilense se ubicaba en torno a los 3.000 dólares por metro cuadrado.

Mercado inmobiliario: ¿Cuánto cuesta el metro cuadrado en Comodoro y Rada Tilly?

Liliana Maimó, de Delta Inmobiliaria y vocera de la Cámara, brindó una referencia de precios similar, aunque para otro sector del mercado: “Un departamento de un dormitorio, que hace 3 años podía ofrecerse en Las Torres o en el Typac a 50.000 dólares, hoy puede estar en 37.000”, dijo a modo de ejemplo, para una superficie del orden de los 46 metros cuadrados. Es decir, unos 800 dólares por unidad.

Fabián Almonacid, de Estudio Flamig, dio otra referencia que ayuda a entender mejor la situación actual del mercado de compra venta de propiedades: “Si hace dos años me decías ‘tengo 50.000 dólares’, yo te hubiera dicho: ‘seguí juntando plata’. Hoy te diría que con 50.000 dólares hay muchas opciones para analizar. Vemos bajas de precio que pueden llegar hasta el 40 por ciento en dólares”.

Para Almonacid, el mercado local continúa mostrando una fuerte dinámica, aunque advierte que por el período electoral se toman pocas decisiones: “Siempre en años electorales la gente queda a la espera de ver qué va a pasar, porque es difícil tomar compromisos en dólares cuando hay incertidumbre”, precisó.

El también integrante de la conducción del Colegio de Corredores Inmobiliarios de Chubut, coincidió con sus colegas en relación al exceso de oferta de casas en venta, mientras que la cantidad de unidades en alquiler se redujo notablemente.

“En gran medida esto se debe a la nueva ley de Alquileres –cuestionó-, que ha tenido efectos nefastos para todos los sectores, tanto para propietarios como inquilinos. Muchos políticos ya están hablando de volver a modificar la ley, porque se dan cuenta del error grave que han cometido. En este ensayo error de los políticos, siempre es la gente que paga un alquiler y que trabaja la que se perjudica en el medio”.

Mercado inmobiliario: ¿Cuánto cuesta el metro cuadrado en Comodoro y Rada Tilly?

 Escasez de dólares

Además del exceso de propiedades en venta, Federico Blanco sumó el problema del financiamiento para la compra. “No hay mercado hipotecario, la gente no tiene forma de obtener dólares para la compra y eso afecta la demanda”, explicó. Del otro lado, el propietario que ve las dificultades generadas por la ley de alquileres, empieza a optar por poner la propiedad en venta: “hoy mucha gente busca hacerse de dólares, antes que conservar la propiedad, cuando en otros períodos era al revés”, añadió.

La elevada inflación en el país y la depreciación que el peso sufre frente al dólar provoca un doble efecto: las propiedades bajan en dólares, pero suben cada vez más en pesos, lo que refleja a su vez el inconveniente para acceder a un crédito que, atado a los ingresos salariales, permita acceder a la compra de una vivienda familiar.

“Si no se baja el precio en dólares, es casi imposible vender nada”, añadió Maimó. “Nosotros en su momento habíamos advertido que la ley de alquileres no iba a traer ninguna solución y lamentablemente ha sido así. La pérdida de rentabilidad de los alquileres ha reducido mucho la oferta y como la mayoría tampoco tiene facilidades para comprar una vivienda familiar, el problema termina recargándose en las dos partes: el inquilino y el propietario”.

Blanco dejó finalmente una expectativa positiva: “Creo que estamos en el momento más bajo del mercado, no creo que esto siga cayendo, por lo que debería empezar a revertirse de a poco”, auguró.

Mercado inmobiliario: ¿Cuánto cuesta el metro cuadrado en Comodoro y Rada Tilly?

Buenos Aires, entre las plazas más caras

Un reciente informe de El Cronista dio cuenta de que Buenos Aires es la segunda plaza inmobiliaria más cara del continente, con un valor promedio de 2.143 dólares por metro cuadrado, a partir de un informe de la plataforma de avisos clasificados Zonaprop. Según ese trabajo, la plaza más cara hoy es Monterrrey, con 2.422 dólares, mientras que Bello Horizonte, con 1.016 dólares por unidad, se ubica en el décimo tercer lugar.

En Argentina, las otras ciudades relevadas son Córdoba, con 1.204 dólares por metro cuadrado y una caída del 18 por ciento después de la pandemia, mientras que Rosario tuvo también un retroceso en sus precios, en un promedio del 9 por ciento. La Ciudad de Buenos Aires también tuvo un retroceso, ubicado en un 12 por ciento respecto de los precios que regían antes de la pandemia.