WUHAN - Médicos chinos fueron filmados en secreto cuando admitían que conocían el peligro del coronavirus cuando comenzó a causar estragos en Wuhan, pero aseguran que las autoridades les dijeron que mintieran al respecto.

China informó por primera vez a la OMS recién a mediados de enero de una muerte a raíz del nuevo coronavirus. Sin embargo, desde hacía un mes, los profesionales médicos de Wuhan sabían sobre las muertes a raíz del Covid-19.

Según publica Clarín, también se dieron cuenta de que el virus había empezado a transmitirse entre humanos, pero se les pidió que "no dijeran la verdad" y se rechazaron las advertencias para cancelar las fiestas del Año Nuevo Lunar porque las autoridades querían "presentar una sociedad armoniosa y próspera".

El nuevo testimonio, que se transmitió en un documental de ITV llamado "Outbreak: The Virus That Shook The World", contradice las negaciones de China de que encubrió la epidemia en sus primeros días. 

La denuncia mediática se produce en medio de una creciente presión sobre China luego de que un panel respaldado por la OMS dijera el lunes que Beijing fue demasiado lento para responder al brote, días después de que Estados Unidos publicara nuevas afirmaciones que sugerían que el virus podría haberse filtrado de un laboratorio de Wuhan.

Médicos chinos sabían que el Covid-19 era mortal mucho antes del inicio de la pandemia

Además, el video se suma a una creciente evidencia de que China le mintió al mundo sobre las primeras etapas del brote de coronavirus, lo que le generó que se convirtiera en una pandemia global.

China informó por primera vez a la OMS de 27 casos de la enfermedad entonces desconocida el 31 de diciembre de 2019, y no se informaron muertes hasta mediados de enero. Sin embargo, los médicos chinos -que fueron filmados en secreto por un periodista y ciudadano chino. dicen que sabían desde antes que el virus era mortal.

"En realidad, a finales de diciembre o principios de enero, el familiar de alguien que conozco murió de este virus. Muchos de los que vivían con él también estaban infectados, incluidas personas que conozco", dijo uno de los médicos. 

El 12 de enero del año pasado, la OMS decía que "no había evidencia clara de transmisión de persona a persona" y dijo que estaba "segura de la calidad" de la respuesta de China.

Un médico chino dijo ahora: "Todos sentimos que no debería haber ninguna duda sobre la transmisión de persona a persona". Según un relato, a los médicos que asistieron a una reunión en el hospital se les 'dijo que no hablaran' sobre la verdadera naturaleza del contagio.

“Sabíamos que este virus se transmitía de persona a persona, pero cuando asistimos a una reunión en el hospital, nos dijeron que no habláramos", dijo un profesional médico. "Los líderes provinciales les dijeron a los hospitales que no dijeran la verdad".

El testimonio de los profesionales médicos de Wuhan está respaldado por destacados virólogos, incluido el doctor Yi-Chun Lo, especialista en enfermedades infecciosas y subdirector general de los Centros para el Control de Enfermedades de Taiwán.

"La gestión de los primeros brotes fue un desastre, un fracaso. Creo que la pandemia podría haberse evitado al principio si China fuera transparente sobre el brote y se apresurara a proporcionar la información necesaria al mundo", dijo.

En el documental también se escucha al doctor Yin-Ching Chuang, de la Red de Prevención y Tratamiento de Enfermedades Infecciosas en Taiwán, quien dice que él y su equipo habían intentado desesperadamente averiguar si el virus se estaba propagando entre humanos.

Después de obtener permiso para viajar a China continental, dicen que les resultó difícil obtener respuestas claras hasta que finalmente surgió la verdad en una reunión. "Hicimos muchas preguntas, pero de mala gana finalmente salieron y dijeron que no se puede descartar una transmisión limitada de persona a persona", contó. 

"Lo que podría haber tardado dos, tres, cuatro o cinco años en propagarse hace un par de cientos de años, puede extenderse en 24 horas", dijo. El gobierno chino se negó a comentar las denuncias, pero Pekín rechazó repetidamente las acusaciones de encubrimiento y dijo que proporcionó información oportuna una vez que se conocieron los hechos.

Beijing ha promocionado su recuperación del brote inicial como un triunfo para sus líderes comunistas, y la economía de China es la única que creció en el 2020. Pero el lunes, un nuevo informe de un panel de expertos respaldado por la OMS dijo que estaba "claro" que "las autoridades sanitarias locales y nacionales podrían haber aplicado con más fuerza las medidas de salud pública en China" en enero pasado.

El panel dijo que había "posibilidad de que China y la OMS hayan actuado más rápidamente" sobre las primeras señales.

Mientras tanto, el gigante asiático promueve la idea de que el virus podría no haberse originado dentro de sus fronteras, sino que haya llegado a través de mariscos contaminados de otros lugares. 

Fuente: Clarín