CAPITAL FEDERAL - El caso de Abigail Jiménez conmocionó al país porque tuvo que ser cargada en brazos por su padre para poder regresar a su casa en Santiago del Estero luego de que la policía le negara en ingreso en auto en el marco de las restricciones por coronavirus. 

La niña de 12 años padece cáncer de huesos y el martes fue trasladada a Buenos Aires en un vuelo sanitario para ser atendida en el Hospital Austral de la localidad de Pilar y tener una segunda opinión de profesionales de la salud sobre su cuadro. 

Médicos aseguraron que "no hay tratamiento" para curar a Abigail Jiménez

Sin embargo el diagnóstico emitido por los especialistas del Hospital Austral no fueron alentadores. Los estudios señalaron una "evidencian progresión de enfermedad local y sistémica, no presentándose oportunidad de ofrecer un tratamiento con objetivos curativos".

En ese contexto, propusieron un "cuidado integral" pero en su hogar de Santiago del Estero. Es por esto que Abigail volvió a su hogar y seguirá el tratamiento con sus médicos de cabecera. 
Jiménez regresó el jueves a bordo de un avión sanitario del Gobierno de Santiago del Estero, que aterrizó en el aeropuerto de Las Termas de Río Hondo, ciudad donde vive junto a su familia.

"Arribó a las 1.30 el avión con Abigail con su mamá y su papá; luego fue trasladada en ambulancia; y, a los 15 minutos, ya estaba en su casa", dijo a Télam el intendente de Termas de Río Hondo, Jorge Mukdise.