Para Maxi Jonas es un día como cualquier otro. Se sienta a charlar con ADNSUR como si no hubiera registrado, tal vez, el evento de la naturaleza más espectacular de todo el año. En las últimas horas el fotógrafo chubutense 43 años tomó trascendencia mundial luego de filmar con su drone las imágenes de dos ballenas "jugando" con una mujer que surcaba las aguas de Puerto Madryn en su tabla de "stand-up paddle".

Esas imágenes recorrieron casi de manera inmediata el planeta, llegando incluso a la leyenda del deporte argentino Manu Ginóbili (reconocido amante de Madryn y las ballenas) quien comentó con un "ma ra vi llo so" la publicación de Jonas en Twitter- y a la prestigiosa BBC británica. Él reconoce la dimensión del video, y aseguró que nunca imaginó que el mismo fuera a tener "esta explosión tan mediática".

"Hoy me llamaba un prestador turístico muy conocido de acá, de la zona y me decía "nos están llamando de japón, y la verdad que no, no lo esperaba (...) de donde te imagines... Yo leo comentarios y tengo réplicas en idiomas que no sé ni de dónde son, porque son garabatos, pero bueno, es la magia de las ballenas supongo", agregó.

Maxi Jonás, el chubutense del momento: grabó con un drone a las ballenas y llegó a la BBC.

Maxi tiene una voz ronca y bajita, casi imperceptible. Tiene días mejores y peores para hacerse escuchar, aunque viendo su trabajo cualquiera puede pensar que no lo necesita. Respecto a la trascendencia tomada por las imágenes, las cuales forman parte del día a día de Jonas en su trabajo, explicó que suele "hacer colaboraciones para medios internacionales con foto y con video", pero que esta es la primera vez que pasa a ser "una especie de protagonista de la historia"

Tweet de maxi jonas

"Nosotros estamos siempre detrás de la cámara. hacemos el material, lo entregamos... esto tuvo un giro en especial, que resalta en el trabajo que yo venía haciendo... y las tomas que conseguí, que transmite un montón, que yo cuando la ví, me quede como atónito y dije ¿qué hago con ésto?", dijo sobre el video que, sólo en su cuenta personal de Instagram, superó el millón de visualizaciones.

El instante mágico, en el Instagram de @maxijonas

Esa duda, añadió, se transformó en diez horas con el material en su poder, "mirándolo,. sin saber si lo podía publicar, si no lo podía publicar, si iba a generar debate, si era molestia para algunos, para alguien".

"Como sabemos acá está prohibido el contacto, ir a nadar con ballenas, ir a molestarlas, está prohibido por la ley y somos una provincia súper conservacionista... pero después, analizándolo bien en frío, es algo que nos pasa a nosotros, los que vivimos en Madryn sabemos que pasa. que todo el mundo las respeta, que nadie va a saltar arriba de una ballena", justificó.

En ese sentido consideró que la filmación de Analía, la mujer protagonista de la toma, "fue la mejor imagen de respeto mutuo, porque ella se quedó absolutamente quieta. No fue una persona que fue a buscar una ballena, ni a sacarse una foto ni nada por el estilo. Su actitud fue la que me terminó de convencer antes que la de la ballena".

ADN SUR Agencia de Noticias

"Después la ballena hizo lo suyo queriendo jugar con la tabla. Es una forma de ponerle visión humana. No sabemos si quería jugar, si quería investigar, no lo sabemos, no podemos pensar como la ballena", agregó.

Por último, y en relación al efecto contagio que las imágenes pueden generar para que más turistas quieran conocer Puerto Madryn, Jonas consideró que esto "genera un montón", y contó que tiene "comentarios y mensajes de todo el mundo, de gente preguntando, consultando y felicitándome por el video, no sabiendo que el lugar existía. Sin quererlo posicionamos a las ballenas de Argentina, de Chubut y de Puerto Madryn en todo el planeta" remata, mirando de frente a la porción de historia que lo espera por ese video de un martes de sol cualquiera, aventurado en su querido mar.