El pasado miércoles por la noche, el expresidente Mauricio Macri recibió agravios por parte de la ciudadanía cordobesa que se acercó a la salida de su entrevista para encontrarlo. Entre los improperios, los manifestantes le dedicaron algunos insultos contra Darío Nieto, exsecretario privado de Macri y quien estuvo involucrado en una causa por espionaje ilegal.

Macri realizó este viaje a Córdoba para presentar su libro “Primer tiempo”, con la mirada puesta en las próximas elecciones legislativas. El exmandatario consideró que las elecciones serán una “bisagra” para obtener mayorías y tener “una nueva etapa rumbo a un cambio de la Argentina”.

Tras terminar la entrevista en Cadena 3, fue insultado por un pequeño grupo de agresores que se ubicaron detrás de la valla de seguridad.

Durante la entrevista, realizada por Sergio Suppo y Luis Fernández Echegaray, el expresidente aseguró: “Soy muy optimista en términos futuros. Estoy convencido de que este es el último gobierno populista de nuestra historia. El aprendizaje va a ser enorme para todos los argentinos. A partir de hoy, empiezan 20 años de crecimiento para todos los argentinos”.

Por su parte, alentado por el expresidente, Nieto evalúa la posibilidad de ser candidato a diputado nacional o legislador porteño en las próximas elecciones legislativas.