Sucedió en un hotel de Barcelona, en donde un hombre habría matado a su hijo de dos años. Previamente amenazó a la madre de la criatura de quién se separó recientemente, lo cual se denomina como "violencia vicaria". La policía local se encuentra investigando su paradero.

Este caso trae a la memoria de muchos el triste final que sufrieron dos hermanitas de Tenerife hace dos meses, una de ellas hallada muerta en el fondo del mar y otra desaparecida junto a su padre, de los que aún nada se sabe.

La búsqueda se intensificó este miércoles en toda la región de Cataluña después de que las cámaras de seguridad del establecimiento grabaran al hombre huyendo de las instalaciones.

Se trata de Martín Ezequiel Álvarez Giaccio, de 44 años de edad, quien según las autoridades policiales mató a su hijo ayer martes por la noche, en venganza con su ex pareja.

Mató a su hijo de dos años y escapó pero quedó registrado en las cámaras del hotel

La guardia urbana de Barcelona encontró al pequeño en una habitación del hotel Concordia de la capital catalana, inconsciente y con la cara repleta de moretones. Los servicios médicos no pudieron salvarlo.

Según trascendió, fue la propia madre la que alertó a la policía de que el padre se había llevado al niño y después recibió mensajes amenazadores del hombre, del que estaría en proceso de separación, con un "te arrepentirás".

Si se confirma la incriminación del padre en los hechos se trataría de un caso de violencia vicaria, aquel en el que el hombre busca dañar a la mujer a través de los hijos.

En la investigación han sido determinantes las grabaciones de las cámaras de seguridad del hotel, que captan al hombre abandonando la habitación en la que se produjo la muerte y saltando minutos después la valla que rodea la piscina en la parte posterior del establecimiento, para huir del lugar de los hechos, momento en el que se le pierde la pista.

El dispositivo policial se amplió a toda Cataluña, y en él participan tanto la Policía regional como la Guarida Urbana de Barcelona y Policías locales, así como un helicóptero.

En paralelo los agentes investigan al entorno familiar y social de los progenitores del niño y esperan los resultados de la autopsia para determinar las causas de la muerte del pequeño.

Según informó Clarín, la policía catalana hizo este miércoles un llamado a la colaboración ciudadana a través de las redes sociales, facilitando la descripción del hombre y adjuntando una fotografía del presunto autor de este homicidio.

Este caso está teniendo un gran impacto social y hoy está convocada una concentración de rechazo ante el Ayuntamiento de Barcelona