Un hombre fue detenido en las últimas horas en Estados Unidos, luego de asesinar a su hermano motivado por sus creencias antivacunas.

El episodio tuvo lugar en el estado de Maryland, donde Jeffrey Burnham, de 46 años, cometió el delito asegurando que la víctima envenenaba a la gente al aplicarles las vacunas contra el coronavirus.

El crimen fue realizado con un arma de fuego, y la cuñada del autor, que el día anterior había asesinado a otra mujer para robarle el auto con el que conduciría hasta el lugar, fue otra de las víctimas.

En reiteradas oportunidades, aseguraron las autoridades, Burnham se había quejado ante su hermano por suministrar dosis de vacunas contra el Covid-19 a la población, siendo él un ferviente militante antivacunas.

Según se explicó, fue la madre de ambos quien, tras mostrarse preocupada por la salud mental de su hijo, relató a los investigadores que el asesino le había dicho que iba a matar a su hermano porque "sabe algo"