A poco más de una semana de la matanza de pingüinos que tuvo lugar en la Reserva Natural de Punta Tombo, el CONICET anunció este martes que presentará un informe técnico sobre el caso.

Lo hizo a través de un comunicado publicado en su web, donde se asegura que "científicos, científicas y profesionales del organismo determinarán, por pedido de una fiscal, si la obra de un camino rural pudo haber ocasionado daños irreparables a una colonia de pingüinos de Magallanes en las costas patagónicas".

En el texto, que resalta la trascendencia nacional e internacional del hecho, se recuerda que un equipo interdisciplinario de la entidad se hizo presente en el lugara pedido de la fiscal Florencia Gómez para relevar los daños ocasionados.

“Ante los hechos ocurridos en cercanías de la Reserva Provincial Punta Tombo, surgió una alternativa impensada: la participación de la ciencia y la tecnología", aseguró al respecto el ministro de Ciencia y Tecnología, Daniel Filmus.

Y sumó: "Una vez más, nuestras y nuestros investigadores se ponen al servicio de la sociedad para determinar un posible caso de delito ambiental que pudo haber atentado contra la fauna silvestre. El CONICET aportará a la Justicia un informe sobre el trazado del camino que hizo el propietario de las tierras y sobre la colonia de pingüinos”.

Ana Franchi, presidenta del CONICET, remarcó por su parte que "la ciencia tiene que servir siempre para mejorar la calidad de vida de todos y todas, y este es un claro ejemplo", luego de destacar la tarea que están realizando las instituciones científicas públicas.

"Un grupo de científicos y científicas, de diversas disciplinas, trabajando en conjunto, para poder aportar soluciones a la justicia y a la sociedad en problemas tan importantes como este. Más ciencia y tecnología es el camino para el desarrollo de un país cada vez más justo e inclusivo”, dijo en ese sentido.

El director del CCT CONICET-CENPAT, Rolando González-José, fue otro de los funcionarios en referirse a la sitaución, al considerar que "está quedando demostrado, una vez más, que la interacción entre el poder judicial, las fuerzas de seguridad y el sector científico se retroalimentan en el marco de pericias donde la evidencia científica se transforma en un factor clave para dilucidar los hechos”.

Los científicos, explicó el CONICET en su comunicado, buscarán determinar el potencial impacto en el paisaje del camino trazado desde una mirada enfocada en el suelo y la vegetación, además de estudiar la afectación de la obra en la ecología de los pingüinos.

“De este modo, la pericia se sustentará en tres disciplinas como la teledetección satelital, la ecología marina, y la ecología de zonas áridas, de larga tradición en el CCT CONICET-CENPAT, que vuelcan sus años de investigación en el terreno para asistir al poder Judicial”, cerró González-José.

Por último, Filmus aseguró que "la Comisión Nacional de Asuntos Espaciales (CONAE) proveerá información satelital a fin de analizar los cambios acontecidos a lo largo del corriente año en el terreno afectado por la realización del camino en cuestión, en zonas cercanas a Punta Tombo", combinando usos del suelo para la ganadería y ambientes naturales a preservar para el beneficio de la flora y fauna nativa.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!