El ministro de Seguridad, Federico Massoni, presentó una denuncia ante el Consejo de la Magistratura en contra de la jueza Mirta Moreno, a quien acusa por mal desempeño y desconocimiento inexcusable del derecho, por lo que solicita la suspensión en el cargo y se inicie el proceso de destitución de la magistrada.

La jueza a la que denunció Massoni es la misma que intervino en los recientes hechos en los que el funcionario provincial fue cuestionado por su intervención, utilizando un arma de fuego, durante la detención de un prófugo de la justicia, que estaba acusado por un homicidio en Caleta Olivia.

En esa oportunidad, Massoni colaboró con la detención de un sujeto identificado como Héctor Chavez, quien acompañaba e intentó ayudar a huir a Javier Pedro Paso, quien era buscado por la justicia santacruceña y se había resguardado temporalmente en la ciudad de Trelew. Ambos intentaron huir e ingresaron a una vivienda, al ser identificados por el jefe de Policía, Miguel Gómez, no deteniéndose ante su orden de alto.

Tras la detención de Chavez, señala Massoni en su presentación que de inmediato lo entregó al comisario Sartor, quien había arribado al lugar ante el pedido de refuerzos. 

“Se trataba de un delito flagrante, conforme lo establecido en el artículo 239 del Código Penal, 174 tercer párrafo y 218 del Código Procesal Penal de la provincia –añadió el ministro-, ante el inminente peligro de fuga del Sr. Paso ,ya que es evidente de que Paso ingresa a la vivienda para refugiarse y/o continuar con la fuga y su acompañante colabora con su huída al interponerse en el paso de de la puerta de la vivienda”. 

Al día siguiente, en la audiencia de control de detención, la jueza Moreno declaró ilegal la detención de Chávez, acusando a su vez al ministro Massoni por la comisión de delitos que van desde la privación ilegítima de libertad hasta abuso de autoridad, violación de domicilio y portación ilegal de arma de fuego. Como consecuencia, libertó al detenido y dictó una prohibición de acercamiento de la policía hacia Chávez.

En su denuncia, Massoni asegura que la jueza emitió un fallo “desapegado a la ley procesal y al sistema de garantías vigentes”, al tiempo que acusa a la jueza de realizar “valoraciones personales en contra de este Ministro en un proceso penal con grave ausencia de decoro y resuelve con plena arbitrariedad enarbolando expresiones agraviantes hacia mi persona e investidura, como así también hacia el personal policial interviniente”.

En su presentación, el ministro alude a los fundamentos legales en base a los que actuó, ya que se trataba de un delito en flagrancia, acusándola de desconocimiento del derecho y de actuar con arbitrariedad en su contra.