RAWSON (ADNSUR) - El Ministerio de Educación dispuso un incremento de la partida presupuestaria que destina a los comedores escolares, que pasará de $ 9,9 millones a $ 12 millones mensuales a partir de este mes de noviembre, informó el subsecretario de Recursos, Apoyo y Servicios Auxiliares, Carlos Plantey. La suba significa un incremento cercano al 33% en el caso de las partidas destinadas a escuelas rurales.

Con esos fondos, la cartera educativa lleva adelante el programa de nutrición y alimentación Escolar “Nutriendo Chubut” responsable del servicio de alimentación escolar: cada día, sirven el desayuno, almuerzo, merienda, cena -según corresponda la jornada escolar-, a 87.000 estudiantes en todo el territorio provincial.

Más plata para comedores escolares: Provincia subió un 33% la partida

Por día, se brindan 113.272 raciones diarias (entre desayunos, almuerzos, meriendas y cenas) y se realizan acciones sobre educación alimentaria, control higiénico sanitario y cuidado de la salud, entre otros objetivos.

“Recorro permanentemente las escuelas, al igual que otros integrantes de mi equipo de la Subsecretaría y estamos monitoreando siempre los comedores de las escuelas, para garantizar su correcto funcionamiento”, dijo Plantey.

EQUIPO EN TERRITORIO

El programa cuenta con seis licenciadas en Nutrición y un técnico bromatólogo, que visitan de manera periódica cada una de las escuelas que participan del programa. Monitorean, orientan, asesoran y evalúan el funcionamiento del servicio para garantizar una atención de calidad.

“El servicio está solventado con fondos provinciales que consiste en partida para alimentos, compra de utensilios de cocina, equipamiento (cocina, heladera, freezer, etc), y personal auxiliar para la elaboración de los mismos, todos elementos necesarios para brindar un servicio de calidad”, dijo Marta Cabañas, coordinadora de “Nutriendo Chubut”.

El programa tiene como objetivo optimizar la calidad de los servicios alimentarios que brindan las escuelas, respetando la diversidad, y realidades culturales y sociales de la provincia; permitiendo la inclusión, la igualdad para todos y promoviendo el retorno de los niños, niñas y adolescentes a la mesa familiar, respetando el valor del espacio para la comunicación y fortaleciendo el vínculo.