ESPAÑA - Un pequeño grupo de médicos del hospital de España,  observaron que más del 80% de los pacientes hospitalizados por coronavirus (Covid-19) tenían una deficiencia de vitamina D. En el reporte los investigadores señalaron que no encontraron hasta el momento una relación entre las concentraciones de vitamina D y la gravedad de los pacientes con la enfermedad.

Los expertos señalaron que no se puede probar que los niveles bajos de vitamina D causan que la enfermedad del Covid-19 sea mucho más severa en los pacientes, cómo así tampoco que la administración de esta vitamina evite un avance del virus.

Los investigadores del Hospital Universitario Marqués analizaron información de casi 200 pacientes con Covid-19 hospitalizados en marzo. Estos datos fueron comparados con el mismo número de personas, en parejas por edad y sexo, sin haber tenido coronavirus. 

En el estudio se excluyeron aquellos pacientes con coronavirus que toman suplementos que contengan vitamina D y los investigadores encontraron que el 82,2% de los pacientes que atravesaron la enfermedad poseía una deficiencia de dicha vitamina. 

En un panorama general,  los niveles de vitamina D de los pacientes masculinos con coronavirus era mucho más bajos que los de las mujeres.

¿Qué alimentos son fuente de vitamina D?

Los pescados grasos, como el salmón, el atún y la caballa se encuentran entre las mejores fuentes de vitamina D.

El hígado vacuno, el queso y la yema de huevo contienen cantidades menores.

Los hongos aportan cierta cantidad de vitamina D. En ciertos tipos de hongos que ahora se encuentran a la venta, se aumenta el contenido de vitamina D al exponerlos a la luz ultravioleta.

Casi todo el suministro de leche de los Estados Unidos está fortificado con 400 UI de vitamina D por litro, así como muchas de las alternativas de origen vegetal, como la leche de soja, la leche de almendras y la leche de avena. Sin embargo, los alimentos elaborados con leche, como el queso y el helado, generalmente no están fortificados.

Ciertos cereales para el desayuno y algunas marcas de jugos de naranja, yogures, margarinas y bebidas a base de soja contienen vitamina D agregada. Consulte siempre las etiquetas.