RADA TILLY (ADNSUR) - Pese al regreso de las aulas a través de "burbujas" en plena segunda ola por coronavirus desde el 1° de marzo en Chubut. Hay escuelas tanto en Comodoro Rivadavia como en Rada Tilly donde los chicos no han podido asistir de forma presencial,  a casi dos meses del inicio lectivo, por obras pendientes o en ejecución en los establecimientos educativos.

Jimena Gauna, mamá de un estudiante de la Escuela N° 718 , contó a ADNSUR el caso del establecimiento educativo de Rada Tilly donde hay alrededor de 400  chicos que no están pudiendo asistir a clases presenciales.

“Lamentablemente no somos la excepción, somos la regla al menos en Comodoro y Rada Tilly. En Chubut teóricamente hay clases presenciales porque todavía la situación sanitaria lo permite desde el 1°  marzo.  Sin embargo, hoy es 29 de abril, y solamente primer año y sexto año están teniendo clases presenciales con el mecanismo de las burbuja”, dijo.

Y explicó que “La escuela tiene problemas de calefacción en un sector de la escuela. Tiene una de las calderas que no está funcionando y con problemas desde 2017”. Sin embargo,  aseguró que hay una caldera que está en la institución esperando su instalación con un expediente en marcha  pero que “todavía no tienen la autorización para su instalación”.

Y pese a que se han ofrecido otros medios, desde el grupo de padres como de la cooperativa para agilizar el tema de la instalación, desde la dirección les informaron que solo puede ser “ personal autorizado por la provincia”.

Más de 400 chicos no tienen clases presenciales en la escuela 718 de Rada Tilly. Foto: ilustrativa.
Más de 400 chicos no tienen clases presenciales en la escuela 718 de Rada Tilly. Foto: ilustrativa.

Además contó que el temporal de lluvia en 2017 dejó problemas eléctricos por “cables mojados y por el cielorraso que se ha deteriorado mucho que hace que haya cortocircuitos y cortes de luz que hacen que se apague la calefacción de toda la escuela y que se deban suspender las clases”.

“Sin calefacción los chicos no pueden tener clases porque si tienen que ventilar las aulas, el aula queda fría y si no tenés para calefaccionar no se puede estar”, opinó tras lamentar que “ sino hubiera virtualidad no habría nada de clases”.

 “El abandono de los edificios escolares es atroz. La situación es desesperante”, concluyó tras informar que hay un grupo de padres que se está organizando tanto de Comodoro como de Rada Tilly para pedirle al “estado provincial que se haga cargo de esta situación porque es desesperante y angustiante pero sentimos que no hay respuestas”.