COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - En medio de la pandemia, la labor de Manuel España no para. El médico que nació y se crió en Comodoro participó de una intervención que permitió tratar una patología tumoral muy poco frecuente y obtener un resultado único en Argentina. Si bien en otros países se han realizado cirugías con estas patologías y con prótesis parecidas, ninguna ha tenido las características de ésta.

"El paciente tenía un tumor en el esternón que es el hueso que está adelante en el tórax" contó a ADNSUR. Aunque ya existen distintos tipos de prótesis, en este caso "se buscó esa solución porque es un paciente joven", explicó. Agregó que si tuviera cualquier problema que requiera resucitación cardiopulmonar "no se correría riesgo de partir como en una prótesis tradicional", evitando los daños en el corazón, los pulmones o alguna lesión que pusiera en riesgo su vida.

España contó su historia a ADNSUR luego de que participara del procedimiento de ablación en el Hospital Regional. Graduado de la ENET nro 1, decidió estudiar en Córdoba y continuar en esta provincia su carrera profesional. En esta ocasión, con una reconstrucción de pocos antecedentes en el país.

Al paciente "se le dijo la verdad que era una cirugía novedosa y que no había mucho de esto en el mundo, pero estaba muy emocionado", aseguró España. "Fue un diseño del servicio y la empresa Raomed, que realizó su impresión. Lo hicimos combinando avances de otras prótesis y se le dio movilidad". Además aseguró que, "las técnicas de reconstrucción 3D están en auge y cada vez más al alcance de todos’’.

El médico comodorense contó que en primer lugar "se planificó qué se podía hacer y lo contemplamos con la empresa que queríamos para este proceso. Solo entonces comenzamos con el diseño".

 

Luego "la empresa se llevó un CD con la idea e hicieron una reconstrucción. Ellos van generando reconstrucciones donde se van consensuando decisiones y regulaciones" en un lapso que lleva entre 10 y 15 días.

Cuando se finalizó la prótesis, se realizó la operación que "duró 6 horas aproximadamente" y en "48 horas estaba dado de alta". En esta oportunidad la intervención fue llevada a cabo por un grupo de cirujanos a cargo del doctor Mario Bustos. Allí participó el doctor comodorense, Manuel España de Cirugía Torácica, el doctor Juan Siri, de Anestesiología; la doctora María Eugenia Passadore que pertenece a Medicina del Dolor, y los cirujanos Ignacio Sastre y Roberto Ceballos.

En el Hospital donde trabaja el doctor España "no es la primera reconstrucción que hacemos ya veníamos haciendo más chicas, reemplazos parciales de esternón. Pero nunca una así de grande", explicó.

"La reconstrucción 3D y la simulación cobran cada vez más importancia. Actualmente se comenzó a simular cirugías y en un futuro quizás no muy lejano, antes de operar a cualquier paciente complejo se va a simular una y otra vez la cirugía antes de hacerla. Esto para brindar seguridad y mejores resultados", finalizó el cirujano comodorense.

DE COMODORO A CÓRDOBA

Este año, España volvió a la ciudad para estar con su familia y cumplir con una actividad profesional con la que seguirá salvando vidas: una ablación multiorgánica en el Hospital Regional. En diálogo con ADNSUR, recordó su historia y repasó el operativo que en la última semana llevó un mensaje de esperanza de vida a al menos 6 personas que esperaban una donación de órganos en diferentes puntos del país.

 

España tiene dos hermanas mujeres y es el mayor, nació y creció en la ciudad del viento, hizo la primaria en la Escuela N°1 y el secundario en la ex Enet N°1. En el 2007 decidió irse a Córdoba para cumplir su sueño: recibirse en la carrera de Medicina. Buen estudiante desde sus primeros años, enfocó su ingenio en aprender más, uno de sus mayores intereses. España reconoce una infancia en la que “era pésimo” jugando al fútbol y que fue allí en donde se dio cuenta que “lo mío era el estudio”, reconoció entre risas. “Mis padres me inculcaron el sacrificio para lograr lo que uno quiere”, recordó.

Estudió la tecnicatura en Electromecánica en la ex Enet N°1 pero “siempre me gustó la Medicina. Aunque estaba seguro de eso, cuando llegó el momento de tener que elegir una escuela secundaria pensé en aprender un oficio por las dudas. Sabía que irme a estudiar a otro lado no era fácil y significaba un esfuerzo económico muy grande. Entonces quise tener esa herramienta por las dudas”, aseguró.

Finalizada la secundaria, España viajó a la provincia de Córdoba e ingresó a la Universidad Nacional. Recordó que irse a vivir a otra ciudad “fue muy duro, acostumbrado a estar siempre con la familia e irme con 17 años, fue muy duro. Tuve que sacrificar muchísimas cosas, perderme de fiestas, perderme de cumpleaños, dejar de estar con la familia”.

Tras largos años de formación, España tuvo la oportunidad de volver a Comodoro para aplicar lo aprendido. Formó parte del operativo de ablación multiorgánica que desarrolló el Hospital Regional de Comodoro, un procedimiento clave para salvar la vida de otros.