CAPITAL FEDERAL - El youtuber argentino Martín Cirio, conocido como La Faraona, anunció a través de las redes sociales que abandonó el país y que se radicará durante un tiempo en Estambul, Turquía.

El joven tomó la decisión tras el repudio generadl en las redes sociales por antiguos tuits suyos en los que hacía referencias a la pedofilia, por lo que incluso fue denunciado ante la justicia.

Cirio anunció primero en su canal de YouTube, con un extenso video, que se iría a vivir a Estambul. Allí también explicó las causas de su decisión de cambiar de país de residencia y  contó por qué eligió esa ciudad para emigrar. Después, en su cuenta de Instagram publicó posteos e historias en las que ya se lo vio instalado en esa ciudad, según detalla La Nación. 

En su canal de YouTube -que cuenta con unos 723.000 suscriptores-, Cirio subió una grabación con el título sugerente de "Me voy a..." donde, contó que dejaría el país por un tempo. "Estos meses de abstinencia (de redes) fueron tremendos para mí. Como verán, hay una valija. Ya se imaginarán, me voy del país. Me voy a Turquía", comienza el video. 

Después explica que se va a Estambul porque allí tuvo extraordinarias experiencias sexuales y luego menciona los motivos por los cuales tomó la decisión de partir de este país.

"No les voy a caretear el motivo por el que me estoy yendo a Turquía. No es un motivo feliz -contó-. La realidad es que llegó un punto en el que me está costando un poco funcionar. La gente que me sigue en Twitter. No, Twitter no, no tengo más y nunca más voy a abrir esa cuenta. Veo Twitter y lloro, me trae bad memories (malos recuerdos)", manifestó.

A post shared by Martín Cirio (@martincirio)

La referencia de La Faraona a esa red social tiene que ver con que allí, hace un par de meses, y luego de que tuviera una discusión con el cantante El Dipy, salieron a la luz antiguos mensajes donde lisa y llanamente había referencias directas a actitudes pedófilas.

Si bien se excusó por esos mensajes, y señaló que "se desconocía a sí mismo", el repudio en redes llegó de inmediato e incluso hubo una denuncia por "apología del delito". De hecho, la justicia allanó en noviembre la casa del youtuber y secuestró celulares, computadoras y 89 unidades de almacenamiento.

Fuente: La Nación