RADA TILLY (ADNSUR) -  Hernán Marraco, director del Área de Medio Ambiente de la Municipalidad de Rada Tilly, explicó a qué se debe el olor que se percibió en la ciudad los últimos días.

“Es producto de la degradación de la materia orgánica que tiene la laguna y se debe a la acción de bacterias que producen gases sulfurosos y generan ese olor desagradable. El incremento de la temperatura y la baja profundidad de la laguna, hizo que estos procesos de descomposición se potencien y aceleren”, manifestó, y aclaró que “es un proceso natural en cuerpos de agua someros con alta carga orgánica”.

Asimismo, señaló que “el responsable del manejo y gestión de la planta es la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL), y el Municipio es concedente”. En este sentido, indico que “ambas instituciones y personal técnico de las mismas se encuentran trabajando en la solución de la situación”.

Con respecto a las obras previstas para una solución definitiva, destacó que “está previsto modernizar y ampliar la planta de tratamiento. El proyecto se encuentra en vías de aprobación por el BID y una vez adjudicados los fondos se realizará la licitación para las obras nuevas”.

Sobre la preocupación de los vecinos en cuanto al color rosa que presenta la laguna, Marraco explicó que “el color observado se debe a la proliferación de un determinado tipo de bacterias que habitualmente se encuentran en la laguna y son llamadas chromatiales, o bacterias púrpuras. Con las condiciones adecuadas, estas bacterias aumentan su actividad y se reproducen en el cuerpo de agua tiñéndola de un color rosáceo. Habitualmente en lagunas salinas y con baja profundidad y con carga orgánica suceden estos fenómenos que luego se revierten con el descenso de la temperatura y el aumento de la oxigenación del agua”.

Y se refirió a la consulta de vecinos sobre el vuelco de agua de la laguna al mar donde fue determinante al manifestar: “No se realiza ningún vuelco de agua de laguna al mar; lo que ha sucedido en los últimos días es producto de fugas de agua potable que se conducen por los pluviales a la playa”.

Finalmente, informó que si bien se trata de una situación que genera molestias en la ciudad, no existe riesgo alguno para la salud de sus habitantes.