COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Referentes de espacios deportivos, gastronómicos, hoteleros y turísticos se concentrarán este viernes a las 11 de la mañana en la plaza de la Escuela 83 e iniciarán una marcha por las calles céntricas de Comodoro. Reclaman ser atendidos por las autoridades municipales y repudian las nuevas restricciones decretadas este miércoles para frenar el avance del Covid-19.

"Las medidas de Comodoro las debe tomar la gente de Comodoro" es la consigna de la movilización que reunirá a empleados y propietarios de las distintas actividades económicas que desde el inicio de la pandemia vienen atravesando una crítica situación, con limitaciones de horarios y prohibiciones de apertura.

El decreto firmado este miércoles por el Gobierno Provincial -y que rige, entre otras localidades, para Comodoro y Rada Tilly- determina que los comercios del rubro  gastronómico y de venta de productos alimenticios elaborados podrán desarrollar la actividad solo bajo la modalidad take away y delivery de lunes a sábados hasta las 23 horas. Prohíbe asimismo el consumo en el local en todos los días y horarios.

 

Tampoco podrán desarrollar su actividad los bares, cervecerías, clubes sociales, gimnasios y piletas, y quedan prohibidas la totalidad de las actividades deportivas, recreativas, sociales, culturales y religiosas, que se desarrollen en espacios cerrados.

En este contexto, Pablo Almandoz, de Antares, señaló que "mañana a las 11 nos vamos a juntar en la Escuela 83 junto con la gente de los gimnasios, vamos a marchar en desacuerdo con las medidas tomadas".

En contacto con ADNSUR, indicó que "es lo que venimos reclamando desde el inicio de la pandemia que es trabajar más que nada, no entendemos por qué nos cierran a nosotros, sin ningún tipo de explicación lógica. Los demás negocios están abiertos y no se redujo la circulación".

Almandoz aclaró que "queremos que nos reciban, hacernos escuchar, estamos realmente en una situación crítica. Necesitamos trabajar, abrir nuestros locales, no somos los transmisores del virus, no hubo casos en los locales gastronómicos", aseguró.

El comerciante expresó la preocupación del sector por "mantener la fuente laboral. Es desesperante los que nos pasa".