TRELEW (ADNSUR) – Manifestantes promineros se instalaron frente a las casas de Gustavo  Mac Karthy y Leila Lloyd Jones en la jornada de este domingo, en la ciudad de Trelew.

Un grupo de unas 30 identificadas como “promineras” se hicieron presentes sobre  calle Rivadavia sobre el acceso al barrio San Benito, donde vive el exvicegobernador y su su esposa, la exdiputada Florencia Papaiani. Allí colgaron una bandera en el frente de la casa con la inscripción “Si a la Minería”. Aseguraron que era un reclamo pacífico. “Así como los antimineros también lo hacen por la calle y las casas, nosotros lo hacemos así, sin dañar nada”, explicaron.

Alrededor de las 20 horas,  iniciaron una fogata en el lugar y en ese momento salió Papaiani, quien dialogó con calma, y les dijo que sus hijos estaban asustados por la presencia de los manifestantes. “En el grupo de vecinos llamaron a la Policía hace como una hora pero acá no apareció nadie”, manifestó la exlegisladora a Diario Jornada.

Y en en su cuenta de Twitter escribió: “La intolerancia no tiene límites ... pero si tiene responsables ! Y aclaro que quienes están en la puerta de mi casa son personas que se manifiestan Pro mineros y que piden que “votemos” el proyecto del Poder Ejecutivo”. Los manifestantes luego se fueron del lugar en completa calma.

 

Florencia Papaiani on Twitter

 

La manifestación también se dio frente  a la casa de la diputada Lloyd Jones, quien manifestó su malestar a través de su cuenta de Twitter, donde acusó al gobernador Mariano Arcioni de enviarle a los manifestantes a su casa.

 

Leila on Twitter

 

“Porque le digo No a la Megamineria el señor gobernador me mando todos estas personas a mi casa. ¡Por más que me presionen yo digo No es No”, dijo. Y advirtió que el comisario Araujo de la Seccional cuarta “dice que tiene directivas de no intervenir. Mientras solicitó la presencia del ministro de Seguridad, Federico Massoni “ estoy esperando tu llamado. Ya que sos vecino y tenes seguridad las 24hs en tu casa. Por mi que se queden a vivir en frente de mi casa, pero mis vecinos no tienen la culpa”, agregó.