Ámbitos científicos les atribuyen mayor transmisibilidad y una leve merma de eficacia de algunas vacunas, a excepción de la Sputnik V, aunque todas son capaces de prevenirlas. Otro dato llamativo en las últimas horas: el promedio de edades de internación en el hospital es de 45 años, según trascendió desde el área de Terapia Intensiva, aunque al contemplarse toda la ciudad la edad promedio se eleva hasta los 52 años, con pacientes incluso menores de 40 años.

Las variantes 501Y.V1 (Reino Unido), 501Y.V2 (Sudáfrica) y 501Y.V3 (Manaos, Brasil) han sido recientemente asociadas a una mayor tasa de transmisión o a un drástico aumento de su prevalencia en corto tiempo  -consignó, sobre fines de marzo, uno de los reportes del Proyecto Argentino Interinstitucional de Genómica de SARS-COV2 (PAIS), tal como informó ADNSUR a comienzos de abril-.  Hasta el momento, sólo para la variante 501Y.V1 (Reino Unido) se observó una asociación con mayor riesgo de hospitalizaciones y muerte”.

Dicho informe contiene además un toque de atención, vinculado a la eficacia de algunas vacunas frente a estas variantes: “Asimismo, existe evidencia de que algunas variantes y mutaciones podrían estar asociadas con escape inmunológico y a una reducción en la eficacia de algunas vacunas”. 

En concreto, señala que la variante de Reino Unido “mostró reducciones leves o no significativas en la capacidad de neutralización de sueros de individuos convalecientes de la primera ola o de sueros de individuos inoculados con las vacunas BNT162b2 (Pfizer/BioNTech), mRNA-1273 (Moderna) y ChAdOx1 nCoV-19 (AstraZeneca)”. Las disminuciones de eficacia se registraron en el orden del 10 por ciento.

Para la Manaos, de Brasil, “se observó una neutralización disminuida con sueros de convalecientes de la primera ola y de vacunados con las vacunas Pfizer/BioNTech, Moderna, AstraZeneca y CoronaVac-Sinovac”.

Sin embargo, a fin de evitar confusiones, conviene enfatizar el último párrafo de aquel informe científico, que condensa además todo el seguimiento de las nuevas variantes del virus en el país:

“Según los datos disponibles hasta el momento, es importante destacar que todas las vacunas son eficaces frente a las hospitalizaciones y muertes causadas por el SARS-CoV-2, tanto frente a los linajes que han circulado desde los inicios de la pandemia como a las variantes de preocupación, de más reciente aparición”. Es decir, más allá de una leve reducción de la eficacia, las vacunas continúan siendo capaces de prevenir los desenlaces más graves de la enfermedad.

Menor promedio de edad de internados: entre 45 y 52 años

En ese contexto, en la jornada del jueves se advertía desde ámbitos hospitalarios que con la terapia intensiva totalmente ocupada en el hospital Regional (6 camas para pacientes COVID y 5 no Covid, todas ocupadas el jueves), el promedio de edad de los internados era de sólo 45 años. Otras fuentes del ámbito sanitario dijeron sin embargo que el promedio actual de pacientes internados es de 52 años, al considerar el total de la ciudad, en ámbitos públicos y privados. Eso no quita que haya personas internadas incluso con edades por debajo de esas referencias, con el fallecimiento de una mujer de 35 años –con enfermedades pre existentes- en los últimos días.

Aunque no hay todavía informes concluyentes, se sospecha que las nuevas variantes pueden tener mayor transmisibilidad entre personas jóvenes, para quienes la primera ola del virus, en su variante original, no tuvo mayor incidencia.

Lo que muestra la experiencia, por lo pronto, es que la vacunación permite prevenir la enfermedad: “al menos estamos seguros de que la vacunación funciona, porque ha bajado mucho la internación de pacientes mayores de 70 años, que eran el principal grupo el año pasado”, contó un profesional médico que se desempeña en ámbitos cercanos a la terapia intensiva.

En Gran Bretaña se maneja la hipótesis de que la mutación originada en ese país incluso circula con mayor facilidad entre niños y jóvenes, de allí que el gobierno británico había ordenado, en un primer momento, el cierre de todas las escuelas.