Este martes comenzaron las inscripciones para la Escuela Municipal de Buceo en Puerto Madryn, la primera de su tipo en el país, que tiene por objetivo instruir en esa práctica a niñas, niños y adolescentes entre 10 y 17 años, integrando a todos los sectores barriales.

"Queremos honrar nuestra condición de capital nacional del buceo, como fue declarada Puerto Madryn por el Congreso Nacional", indicó el intendente Gustavo Sastre, al explicar los alcances de la iniciativa que se llevará adelante en conjunto con la asociación civil "Hermandad Patagónica de Buzos".

El buceo es una práctica que, por el equipamiento que se utiliza e incluso la recarga de los tanques de oxígeno, genera una demanda económica que es imposible costear para los sectores humildes que, paradójicamente, son los que conocen, disfrutan y se sumergen con apenas un esnórquel, máscara y unas improvisadas "patas de rana".

La ubicación de Puerto Madryn sobre la orilla del Golfo Nuevo, la transforma en "la meca" de los amantes del buceo que buscan sus aguas cristalinas y la riqueza del lecho submarino.

Existen 14 operadores de buceo que demandan permanentemente instructores, lo que "lleva a la necesidad también de generar especialistas y es esta una muy buena oportunidad para que todos puedan ser parte y el día de mañana tomar a la instrucción y a la actividad de guías como una salida laboral que tanto se necesita" explicó Sastre a Télam.

La iniciativa fue presentada la semana pasada como "escuela municipal de buceo Mariano 'Malevo' Medina", nombre que se eligió en homenaje a uno de los pioneros de la actividad e impulsor de las disciplinas submarinas en Madryn.

Sastre aseguró que "uno de los objetivos de mi gestión es que los chicos de los barrios de nuestra ciudad conozcan esta práctica en el marco del desarrollo de la Escuela Municipal Náutica ‘El Potrero es el Mar’, que incluye la enseñanza de navegación a vela" en embarcaciones ligeras conocidas como "optimist".

La Asociación Civil ‘Hermandad Patagónica de Buzos’ aportar un equipo de instructores miembros de la institución para que niñas, niños y jóvenes de entre 10 y 17 años. "Esta iniciativa también va en sintonía con uno de los objetivos de nuestra gestión que es posicionar al turismo como la principal actividad económica de la ciudad ante la posibilidad concreta de contar con turismo los 12 meses del año”, aclaró.

La intención de la escuela municipal de buceo es fomentar el conocimiento del mar y su cuidado, bajo el lema “no se ama lo que no se conoce”. Se procura también, a mediano plazo, la creación de equipos para competencias en las distintas disciplinas subacuáticas que podrán representar a la ciudad en eventos deportivos.