El viceintendente de Comodoro, Othar Macharashvili, consideró que dentro de la situación que se vive por el Covid, la educación fue uno de los sectores más afectados ya que no todos tienen la posibilidad de acceso a las clases virtuales. “Hoy son muchos los chicos que no están yendo a clase, que no se están formando. Pero, además, vemos que no hay contención de grupos sociales, antes los chicos tenían una copa de leche todos los días, hoy eso no se ve”.

Macharashvili sostuvo que "el problema de la virtualidad es que no está garantizado el aprendizaje ya que muchos de los docentes tienen complicaciones para dar las clases, tanto en conectividad como en adaptación".

También habló de "los retrasos salariales y al esfuerzo que realizan aportando sus elementos electrónicos y costos para poder hacerlo. En el caso de los alumnos se dificulta a la hora de concentrarse luego de tanto tiempo detrás de la pantalla".

El viceintendente recibió a muchos padres que expresaron su preocupación y planteos sobre la falta de aprendizaje o el bajo nivel educativo. En ese sentido garantizó estar trabajando desde el Concejo Deliberante en un proyecto complementario a las clases virtuales.

Hizo hincapié en la importancia de que los chicos vuelvan a las escuelas de forma presencial para no seguir perdiendo tiempo de aprendizaje y atrasando los niveles educativos, pero también resaltó el momento crítico que estamos viviendo y la importancia de seguir cuidándonos y acatar las decisiones tomadas desde Nación y Provincia, intentando amoldarnos y buscar soluciones para la ciudad.