El intendente de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque, se refirió al reclamo por un acceso que una ambas partes de un barrio de la zona norte comodorense.

Se trata de los vecinos del Barrio La Cantera, en kilómetro 8, que se quedaron sin forma de cruzar hacia un sector del barrio luego de que les retirarán el puente que usaban para trasladarse los días de lluvia por la formación de un canal. 

Aclaró que “había un puente que permitía que crucen justamente los vecinos. Vino la señora presidenta de Vialidad Provincial y se llevó el puente. Dejó a los vecinos sin comunicación”.

“Yo directamente responsabilizó a vialidad provincial, como con muchos otros temas y donde obviamente, y evidentemente,  tenemos muy poca importancia para esa entidad provincial, en donde Comodoro para ellos no estamos dentro del mapa de la provincia”, cuestionó finalmente.

CRISIS HÍDRICA

Luque se refirió a cómo continúan las gestiones de cara a la preocupante situación por el desabastecimiento de agua potable en la región, y previo a esa reunión, este martes hubo un encuentro donde funcionarios municipales viajaron para participar de una reunión del Comité Cuenca con autoridades del Instituto Provincial del Agua en Río Senguer . 

“El cambio climático avanza a pasos agigantados y si no nosotros no queremos ver eso, prácticamente vamos a estar condenados a sufrir muchísimo”, opinó y sostuvo que “es una cuestión que se debe trabajar como sociedad en cada uno de los lugares de la provincia”

Y en este marco, Luque confirmó que “mañana (miércoles) habrá una reunión en Sarmiento de los intendentes de Caleta Olivia, Sarmiento, Río Senguer, Rada Tilly y Comodoro,  a los fines de avanzar con algunas cuestiones” en torno a esta situación.

Asimismo, señaló que en las últimas horas habló con Néstor Álvarez, funcionario del ENOHSA, para hablar de cuestiones como  la micromedición y  la obra del azud del Fontana como temas prioritarios en los que se debe avanzar.

CORRUPCIÓN

Sobre la condena de 4 años de prisión a Leticia Huichaqueo, ex ministra de Familia, junto a otros dos imputados por el desvío de donaciones durante el temporal de marzo de 2017.  Luque sostuvo que este hecho “me resulta algo muy triste porque yo viví con muchos comodorenses esa situación”, contó.

Y  recordó que en ese momento teníamos una disputa permanente con esa funcionaria, porque “claramente estaban muy poco preocupados porque los comodorenses tengan una salida”.   Por lo que reconoció: “yo no lo celebro a esto, me pone mal, me pone triste , me parece que es terrible que en medio de una catástrofe algunos sacaron un provecho personal y la verdad que es totalmente condenable”.