BRASIL (ADNSUR) - El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, confirmó que dio positivo de coronavirus durante un viaje a Cuba y que ya está recuperado. En un comunicado divulgado por su equipo de prensa, dijo estar "preparado para tomar la vacuna cuando haya vacuna para todos" en Brasil. 

El exmandatario reveló que no comunicó su diagnóstico anteriormente por "estar fuera de Brasil" y para "preservar su familia y la de los demás infectados". Se encontraba en La Habana desde el pasado 21 de diciembre para el rodaje de un documental dirigido por el estadounidense Oliver Stone y acaba de regresar a su país.

Lula permaneció en aislamiento y bajo vigilancia sanitaria de las autoridades cubanas, que detectaron unas lesiones pulmonares "compatibles con bronconeumonía asociada a la covid-19", de las que el expresidente presentó una "excelente recuperación", publicó Página 12.

"Yo y todo mi equipo agradecemos la dedicación de los profesionales de salud y del sistema de salud público cubano que estuvieron con nosotros en el cuidado diario", manifestó el expresidente. También aprovechó para saludar "a todos los profesionales de salud que se esfuerzan para hacer lo mismo aquí en Brasil", pese a la "irresponsabilidad del presidente de la República (Jair Bolsonaro)".

También habló de la llegada de la vacuna contra el coronavirus, la que calificó como "la única salida" en medio de la pandemia. "El expresidente Lula vuelve de Cuba con una única certeza: solamente la vacunación de la humanidad puede librarla del coronavirus. Basta de ignorancia contra la vacuna", insistió.