Como todos los años, cada 14 de septiembre se celebra el Día del Cartero en la Argentina. Luis Díaz es uno de los carteros más antiguos de Comodoro Rivadavia y en diálogo con ADNSUR contó anécdotas y recuerdos de sus años de trabajo recorriendo los barrios de la ciudad.

Luis  ingresó a la sucursal del Correo Argentino de Comodoro con 23 años el 30 de noviembre de 1981, este año cumplirá 40 años de servicio y en un año medio ya se estará jubilando para descansar tras una intensa vida de trabajo.

“Estuve más o menos siendo cartero como 30 años y hace 10 años haciendo tareas internas", dijo tras recordar que eran otras épocas aquellas en las que recorría las calles de la ciudad petrolera. "Te dejaban  cinco o seis años en un barrio y vos conocías a la gente".

"Llegábamos en colectivo y después caminando", dijo tras indicar que recorrió distintos barrios de la zona sur e incluso del centro entregando la correspondencia. "En Comodoro la  gente es  muy buena”, recordó de esas épocas donde a  fin de año la gente te hacía un regalo o por el día del cartero también.

Luis rememoró una linda experiencia que tiene guardada entre sus mejores momentos, que vivió en una casa del barrio San Martín. ”Había un abuelo llamado Walton, que tenía setenta y pico. Nos hicimos amigos. Yo pasaba a tomar mates. Y  cuando le llegaban cartas de su hermana de Buenos Aires, como él ya no veía bien, yo se las leía,  se las contestaba , y enviaba. Eso lo hice durante cuatro años hasta que me cambiaron de reparto", contó.

Luis junto a sus compañeros de trabajo en el Correo Argentino. Foto: ADNSUR
Luis junto a sus compañeros de trabajo en el Correo Argentino. Foto: ADNSUR

 Además, también se acordó de unas vecinas chilenas que esperaban ansiosas cartas de sus familiares. "Cuando sabías quién le enviaba la carta se la llevaba enseguida porque la estaba esperando".

Sobre su futuro tras jubilarse, Luis contó que le queda un año y medio: " Espero llegar. Hasta ahora estoy bien”, dijo sobre su sueños de poder irse a vivir a Nueva Córdoba con su señora. “Cuando quieran ir a verme que  me vayan a visitar” afirmó sobre sus dos hijos.

Finalmente, en este Día del Cartero, recordó un mensaje que le da a los más jóvenes cuando ingresan a trabajar en el Correo. “Siempre les digo que hay que saber esperar,  que todo llega en la vida, una vivienda , un auto, pero tenés que trabajar. Eso aconsejo cuando llegan los pibes nuevos. Deseo que les vaya bien en la vida, nada más”