El Gobierno Nacional anunció la restitución de la línea de alta tensión en Chubut, que había sido afectada hace casi un año en nuestra provincia y había afectado a 55 torres de energía.

La obra fue financiada por el Estado Nacional que, a través de la Secretaría de Energía, puso a disposición 1.800 millones de pesos del Fideicomiso de Administración de Obras de Transporte para el Abastecimiento Eléctrico (FOTAE), los cuales fueron administrados por la Comisión de Obras de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico S.A. (CAMMESA).

"La re-energización de esta línea, que había salido de servicio en julio de 2020, permitió evacuar la energía generada por tres de las cuatro máquinas de la Central Hidroeléctrica Futaleufú y mejorará la seguridad de abastecimiento eléctrico en la región, al tiempo que permitirá ahorrar un sobrecosto, para suplir el suministro, estimado en 17 millones de dólares mensuales", destaca el parte oficial.

El 21 de julio de 2020 se produjo el colapso de 52 torres, en dos tramos de las líneas Norte y Sur, durante un temporal de nieve, una combinación de acumulación de manguitos de hielo y fuertes vientos, que ocasionó la desconexión permanente de la Central Hidroeléctrica Futaleufú con el Sistema Argentino de Interconexión (SADI).

Por el clima, los trabajos de reparación no pudieron iniciarse hasta fines del año pasado y las tareas de reparación, demandaron cerca de 10 millones de dólares y se advertía, que tardarían más de 6 meses en energizar las líneas debido a la gran cantidad de nieve acumulada.

El Gobierno destacó que "la obra de restitución del tendido requirió la instalación de dos campamentos en la vastedad de la meseta, uno en Sierra Caracol y otro en Sierra Rosada, próximos a los tramos donde habían sido afectadas ambas líneas. Haciendo base en dichos campamentos, trabajaron alrededor de 300 personas desde el 22 de marzo pasado, cumpliendo con todos los protocolos sanitarios, para reponer un total de 49 torres en las Líneas N°1 y N°2, en un terreno difícil y aislado".

Los trabajos incluyeron la reparación o reemplazo y el montaje de las torres, así como la reparación de subconductores e hilos de guardia afectados por la caída y posterior arrastre de las torres, bajo la inspección de la empresa transportadora de energía eléctrica Transpa S.A., que opera el tendido.

Dados los tiempos del proceso para la adquisición de las torres, se utilizaron como reemplazo otras tipo cross-rope, de 500 kV, por lo que fue necesario readaptar las bases y fundaciones existentes, indicó Télam.