COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Ir en busca de los sueños no es fácil. Sin embargo, a veces hay que arriesgarse, salir de la zona de confort y apostar. Esto es lo que hizo Lucas Taboada, el comodorense que será el primer medico en graduarse de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco.

Cuando terminó la Secundaria, Lucas intentó irse a estudiar medicina a Buenos Aires. Sin embargo, por cuestiones personales se volvió a la ciudad y se puso a trabajar en un puesto que no le gustaba. Así estuvo poco más de un año hasta que se creó la carrera en la San Juan Bosco y su familia le aconsejó que era el momento de apostar.

El jueves Lucas rindió su último final, Clínica Medica 2, y ahora se sumará el pelotón que integran Belén Paillalef, Melisa Botha, Noelia Ruarte, Kiara Arcioni, cuatro mujeres que ya realiza la Práctica Final Obligatoria (PFO) en el Hospital Regional.

“Soy el primer hombre en terminar la cursada”, dice Lucas ante la consulta de ADNSUR. “Espero que no el último porque falta un compañero más de esta camada, Manu. Gracias a Dios me fue bien, estaba súper nervioso me fue bien”, agregó con entusiasmo.

Lucas tiene 23 años, nació y se crió en Comodoro Rivadavia. Hizo la Primaria en la Escuela 1, la Secundaría en la ENET 1, y asegura que siempre soñó con ser médico. “Desde la secundaria que tengo la idea de ser médico, siempre tuve esa necesidad y ese gusto por la medicina, y con el tiempo se fue acrecentando, y ni bien terminé la secundaria me iba a ir a Buenos Aires, pero por cuestiones personales se cayó todo y volví a Comodoro”.  

Con su regreso a la ciudad, Lucas decidió buscar trabajo y encontró en una empresa de transporte, donde se dedicaba a la paquetería y encomiendas. Sin embargo, cuando se creó la carrera de Medicina su familia le aconsejó que deje el trabajo y dedique su tiempo al estudio. “Mi familia más cercana me decía que tenía que cumplir los sueños, que si me gustaba la medicina no la dejara de lado; y por otra parte no me gustaba mucho el trabajo que hacia porque era muy rutinario. Había salido con un montón de ideas de la secundaria y no estaba cumpliendo ninguno de los sueños que tenía pautado”, admitió.

Lucas, el joven que será el primer médico en graduarse de la Universidad de Comodoro

EL ORGULLO DE SER LA PRIMERA COHORTE

Como le pasó a muchos estudiantes, Lucas al principio tenía dudas del nivel que podía tener la reciente carrera de Medicina en la ciudad. Sin embargo, luego se dio cuenta que no tenía nada que envidiarle a otras facultades, y tenía razón. 

El mejor ejemplo para reflejarlo es que de 330 estudiantes que iniciaron la carrera solo 6 integran la primera cohorte. Se trata de  Lucas, Kiara, Melisa, Belén, Noelia y Emanuel Rivas, quien seguramente terminará de rendir en el transcurso del año. 

“Estamos muy convencidos de lo que hicieron acá, más que nada porque cada docente está comprometido con la carrera. Eso lo hizo mucho más fácil. Además como éramos poquitos fue muy fructífero”, admitió el joven, confesando que este verano se fue de vacaciones pensando en la carrera.

Durante los próximos 10 meses, Lucas realizará la Práctica Final Obligatoria, pasando por los servicios de Clínica médica (cuatro meses), Tocoginecologia (2 meses), Cirugía (2 meses) y Pediatría (2 meses), y rotando en los centros de salud de la ciudad para cumplir un total de 1600 horas de práctica.

Él esta emocionado por esta oportunidad. “Estoy muy contento, lo positivo es que uno está más calmo y que llegado a esta instancia sabe que vamos a terminar. Pero la práctica está muy buena para afinar algunas cosas en las que quedaron dudas, sacar filo para emprolijar otras cosas y salir con todo a la carrera profesional", aseguró.

El joven quiere especializarse en cirugía. Sin embargo, todavía queda una etapa, la más linda de la cursada, que lo graduará como médico en esta carrera que crece paso a paso, un verdadero acierto de las autoridades universitarias y el trabajo conjunto para potenciar a la ciudad. 

Lucas, el joven que será el primer médico en graduarse de la Universidad de Comodoro