Si hablamos de Los Vagones, lo primero que tenemos que decir es que hay que cuidar a este lugar. El sendero, que hoy es muy visitado por habitantes de Comodoro Rivadavia y Rada Tilly, forma parte del campo de un vecino, que decidió abrir la tranquera para que otras personas puedan disfrutar de ese lugar.

La reserva privada “El Arbolado”, como se la denominó, se encuentra a menos de cinco minutos del acceso de Rada Tilly y a unos 500 metros del barrio Altos de la Villa, pasando Chenque Rugby Club, el corralón de vehículos secuestrados y el puesto de control. Allí, cada día llegan amantes del trekking y el ciclismo, curiosos, pero también familias que buscan pasar un día distinto.

Los Vagones, un hermoso lugar para visitar en primavera

Cuando uno llega al lugar se encuentra con una primera tranquera que está cerrada, pero tiene un paso por el costado. No significa que no esté abierto, sino que quizás, es la forma que no entren vehículos, motos, cuatriciclos, tal como indica el cartel en el acceso, donde además se aclara que no pueden entrar perros, no se puede cazar ni hacer fuego, y cada visitante se debe llevar sus residuos.

Una vez que se cruza la tranquera llegó el momento de caminar. Durante poco más de 2 kilómetros, para llegar a Los Vagones, el visitante se encontrará con flora y fauna patagónica, desde caballos hasta distintas especies de pájaros, y si tienen suerte también zorros y guanacos. Todo en un paisaje hermoso que te obliga a sumergirte en el interior del campo, con el cerro de fondo y el sol cayendo por detrás.

Lo mejor de todo, es que en la zona algunas compañías de internet no tienen señal, lo que permite desconectarse totalmente del teléfono durante la hora, hora y media que puede durar el recorrido, dependiendo si es en bici, trotando, caminando, y cuánto tiempo permanece uno en el lugar.

Los Vagones, un hermoso lugar para visitar en primavera

LOS VAGONES

Al llegar a Los Vagones, nos encontramos con una estructura de estas viejas cabinas que en algún momento llevaron gente, un vagón cerrado y otro vagón completo que da la bienvenida a la gente con una bandera argentina.

Por fuera, uno no puede imaginar todo lo que hay adentro, desde libros, hasta fotos, recuerdos, y algún que otro pajarito, acostumbrado a entrar y salir del lugar.

Los Vagones, un hermoso lugar para visitar en primavera

La gente suele pasar horas enteras en ese lugar, donde solo se escucha el sonido de la naturaleza. Otros, en cambio, quienes hacen ejercicio en bici o caminando, eligen seguir el sendero que termina donde hay otra tranquera que delimita la propiedad privada, o bien seguir por otra vía alternativa que conecta con otro sendero.

Los Vagones, un hermoso lugar para visitar en primavera

Cuando se camina por el lugar, entre los cerros se puede ver gente andando en bici o corriendo, también fotógrafos, o incluso algún guanaco, tal como pasó en nuestra visita.

Sin duda, Los Vagones, es lo que ofrece en su ingreso, hacer contacto con la flora y fauna de la patagonia, en un sitio que permite desconectarse y sentirse lejos del bullicio de la ciudad; todo, gracias a una familia que decidió compartir la belleza de este lugar. 

Los Vagones, un hermoso lugar para visitar en primavera