Estados Unidos comienza a despedirse del barbijo y de mantener el distanciamiento entre personas. Según tuiteó la Casa Blanca, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) anunciaron este jueves que los que hayan recibido dos dosis de la vacuna contra el Covid ya no deberán aplicar esas medidas de prevención en la mayoría de las circunstancias, incluso en lugares cerrados.

El organismo anunció el alivio de las restricciones del uso del barbijo, que será más que bienvenido en un país que vacunó a cerca de 300 millones de personas y de ellas 117 millones ya recibieron las dos dosis.

“Cualquier persona que esté completamente vacunada puede participar de actividades al aire libre y en lugares cerrados,  -grandes o pequeños-, sin usar barbijo ni mantener distancia social”, dijo Rochelle Walensky, directora del CDC, en conferencia de prensa.

“Si estás completamente vacunado, podés comenzar a hacer las cosas que tuviste que dejar por la pandemia”, agregó. “Todos esperamos mucho tiempo este momento en el que podemos volver a cierta normalidad”.

Si bien se levantan las restricciones del uso de máscaras en la mayoría de las circunstancias, todavía deben mantenerse colocadas obligatoriamente en hospitales o centros de salud, en lugares cerrados donde hay mucha gente, como aviones o transporte en general, y en los negocios que así lo requieran. Pero podrá aliviarse su uso en lugares de trabajo o en escuelas.

Tampoco se requerirá el barbijo al aire libre, aún en lugares con mucha cantidad de gente como recitales u eventos deportivos.

Tweet de Joe Biden

Vacunación

Los expertos analizaron información adicional de vacunados con dos dosis en estas últimas semanas que confirmaron que la inmunización funciona, incluso en casos de variantes nuevas. Además, consideraron que es bastante improbable que los doblemente vacunados puedan transmitir el virus.

El anuncio del CDC llega antes de las expectativas del presidente Joe Biden, que había anunciado que planeaba festejar este año la independencia de los Estados Unidos (el 4 de julio) con las clásicas fiestas y reuniones al aire libre.

Hasta ahora, un 58,7% de la población ha recibido una dosis de algunas de las tres marcas aprobadas en Estados Unidos: Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson. Estos días comenzó incluso la vacunación con Pfizer para niños y adolescentes de entre 12 y 15 año y se estima que antes de fin de año se podrán vacunar hasta los bebés.

Las medidas de este jueves alentarán a la población a vacunarse, creen el gobierno de Joe Biden, que busca acelerar el proceso de vacunación entre los sectores más reticentes. Al comienzo de la campaña, los estadounidenses se volcaron a los centros sanitarios para recibir su dosis, con récords de hasta 4 millones de aplicaciones por día. Ahora, el aluvión bajó y se puede ir sin turno en farmacias o supermercados.

Con millones de dosis en stock, el gobierno y empresas alientan a que todos se inmunicen con métodos originales: regalan a los que se vacunen tickets para partidos, cerveza gratis, viaje pago en Uber y hasta un sorteo de un millón de dólares por semana en el estado de Ohio.