COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Los tres hermanitos que fueron rescatados este viernes a la mañana por la policía de un departamento en las 1008 Viviendas, donde su mamá los había dejado solos, quedaron al ciudado de su papá, según pudo saber ADNSUR.

La noticia que generó indignación se conoció ayer viernes. En la mañana, efectivos policiales acudieron a un departamento del complejo habitacional del barrio 30 de Octubre, donde los vecinos habían escuchado llorar a varios niños durante la noche. 

Al llegar al lugar agentes de la seccional Quinta, derribaron la puerta de la vivienda y contuvieron a los menores, que se encontraban sin ropa y con mucho miedo.

Dos de ellos tienen entre 3 y 4 años y el otro es un bebé de pocos meses. Los efectivos los alimentaron, abrigaron y contuvieron.  

En el lugar, los policías detectaron una pérdida de gas, por lo que los tres hermanitos se salvaron de milagro. 

Alrededor de tres horas el personal policial de la Seccional Quinta estuvo esperando a familiares de los niños en el lugar y el arribo del personal de Servicio de Protección de Derechos.

Este sábado fuentes informaron a esta agencia de noticias que los tres hermanitos fueron entregados al padre para su cuidado, quien comenzó los trámites por la custodia de los menores, detalló Comodoro 24. 

Según declaraciones de testigos y familiares de los pequeños, no sería la primera vez que la madre deja solos a sus hijos.

Gracias al accionar de los vecinos y de los policías, los chiquitos se encuentran a salvo.