COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – A través del decreto provincial que oficializa el retorno a la Fase 2 de la cuarentena en Comodoro Rivadavia, entre otras cinco localidades, por el brote de casos de coronavirus, se establece que los comercios con superficies mayores a los 200 m2 -como supermercados- están obligados a contar con personal que identifique y registre a los clientes (con DNI y domicilio), dejando asentada además su temperatura corporal.

Matias Silva, integrante de la Comisión Directiva del Centro de Empleados de Comercio  de la ciudad, confirmó que desde hace unos 10 días ya se tomaba a todos los trabajadores de los supermercados pero no a los clientes. Y aclaró que ayer se hizo un pedido para que comiencen con la medida. “Y ahora con la resolución provincial establece que es una obligación tomar la temperatura”, dijo. “Ayer se lo habíamos pedido anticipadamente en algunos comercios y ya lo estaban haciendo en algunas sucursales”, agregó.

Asimismo, Silva aclaró que es muy importante determinar la temperatura  antes del ingreso del clinete al local: “porque desde los 37.5 por prevención hay que activar los protocolos para determinar si es una persona que pueda llegar a tener el virus o no”, indicó.

Silva además  explicó que en caso de encontrarse un cliente con temperatura superior a los 37.5 grados, “una de las cuestiones que se hará es tomar los datos: nombre y apellido, teléfono y domicilio”.  Y quienes den temperatura alta, serán informados a las autoridades sanitarias para que tomen las medidas correspondientes.

“No lo pueden obligar a aislarse desde el supermercado o a que se quede para que se active el protocolo, lo más probable es que el cliente se quiera retirar, por eso se tomarán datos y se activará a las autoridades sanitarias”, afirmó en La Cien Punto Uno.