Cuando hablamos de perros de rescate, estamos haciendo alusión a los perros de hoy en día. Ojalá, por el rescate de Guadalupe, la niña perdida en San Luis, o también en la tragedia por el derrumbe reciente de Miami.

Los perros de búsqueda de personas se dividen en perros que buscan personas vivas, y que son capaces de identificar y discriminar el olor de una persona viva, ya sea cualquier persona, ya sea, en este caso específico, Guadalupe. A Guadalupe se la busca con perros de búsqueda de personas vivas pero también con perros de búsqueda de personas muertas.

Un perro de búsqueda Foto: ATHOS sar-dog
Un perro de búsqueda Foto: ATHOS sar-dog

El mismo caso se refiere también al derrumbe de Miami. Donde aparecen ahora estos perros que en las tragedias que hubo en la Argentina, aquella tragedia del atentado contra la Amia y el atentado contra la Embajada de Israel, los perros eran importados.

"Ahora tenemos nuestros propios perros de búsqueda, y estos perros diferencian vida y muerte", informó el Dr. Juan Enrique Romero, especialista en veterinaria.

Los perros de búsqueda de personas vivas son capaces de buscar cualquier persona viva o de buscar persona determinada asociando, linkeando, como dicen los pibes de hoy en día, el olor de esa persona con la posibilidad de tener un premio, una recompensa.

Siempre esa recompensa, en términos generales, es el juego y no el alimento, para no tener que tener un animal hambriento a la hora de necesitar la búsqueda.

Los perros de búsqueda, buscan determinadas sustancias como el Indol o Escatol que emite el cuerpo humano cuando está muerto.
Los perros de búsqueda, buscan determinadas sustancias como el Indol o Escatol que emite el cuerpo humano cuando está muerto.

¿Qué buscan cuando buscan muerte?, buscan determinadas sustancias como el Indol o Escatol que emite el cuerpo humano cuando está muerto después de algunas horas. Hay una zona absolutamente gris donde un perro que busca un muerto puede no detectarlo y un perro que busca un vivo, y si la persona está muerta, puede no detectarlo o detectarlo falsamente.

"De cualquier manera los compuestos orgánicos volátiles que un perro es capaz de discriminar y de detectar, son ocho partes por millón, lo que un espectrofotómetro masa a masa, un sofisticado aparato creado por el ser humano, puede recién atisbar en su mecanismo de funcionamiento", explicó el veterinario.

Los canes han estado trabajando al servicio de los humanos durante años, además de ser dulces y leales, asisten a personas con discapacidades, ayudan en el combate del crimen alistados en las fuerzas de seguridad, bomberos, en la detección de drogas y hasta en la respuesta ante catástrofes. Los servicios que los perros pueden proporcionar no sólo son útiles, sino que también pueden salvar vidas.

Con información de Infobae