CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Diferentes organizaciones sociales reclamaron al Gobierno Nacional que les suministre  unas 70.000 vacunas contra el coronavirus para inmunizar a trabajadores de comedores populares ubicados en diferentes puntos del país.

La solicitud de los movimientos es que se los considere trabajadores esenciales y en el Gobierno analizan aceptar la petición. Según indicó TN, la Casa Rosada estaría a punto de dar el visto bueno al petitorio y es por este motivo que los movimientos sociales ya comenzaron a trabajar en un relevamiento de sus 70 mil colaboradores de comedores populares.

Con estas vacunas, buscan proteger contra el Covid a las mujeres y hombres que se encuentran en una de las primeras líneas de asistencia a los sectores más vulnerables en medio de la grave crisis social y económica. Y advirtieron que entre los trabajadores de los merenderos crece la preocupación por el aumento constante de casos.

A dines de marzo, esta situación fue puesta en análisis por Alberto Fernández junto a Juan Carlos Alderete, diputado y líder de la Corriente Clasista y Combativa; Emilio Pérsico, Titular del Movimiento Evita y Daniel Menéndez, Subsecretario de Políticas de Integración y Formación de la Secretaría de Economía Social y dirigente del Movimiento Somos-Barrios de Pie.

Desde el Ministerio de Salud de la Nación manifestaron que “aún no hay ninguna decisión tomada al respecto” pero reconocieron que las organizaciones sociales plantearon la necesidad de recibir vacunas.

Un importante dirigente de uno de estos movimientos dijo que el compromiso de vacunar a los trabajadores de comedores populares fue asumido por el exministro de Salud de la Nación Ginés González García y luego ratificado por Carla Vizzotti.

De concretarse esta iniciativa, los trabajadores de comedores populares serían considerados “personal estratégico”, al igual que los docentes, los integrantes de las Fuerzas de Seguridad y Fuerzas Armadas.