COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – “Pedimos una alternativa para recibirnos. No queremos que nos regalen título”, dice la iniciativa nacional que lanzaron los estudiantes de medicina que estaban realizando la Práctica Final Obligatoria (PFO) previo al inicio de la pandemia del coronavirus.

En un video de 39 segundos cuentan el reclamo a los ministerios de Salud y Educación de Nación. “Necesitamos que nos escuchen”, “sin médicos no hay salud”, indican. Y ese es el hilo aseguran que en 2020 sin PFO no habría médicos graduados en todo el país.

La problemática hace eco en varias ciudades y Comodoro es una de ellas. En la capital del petróleo son 5 los estudiantes que esperan terminar la Práctica Final Obligatoria que habían empezado en febrero. Se trata de Belén Paillalef, Noelia Ruarte, Kiara Arcioni, Lucas Taboada y Melisa Bhota, quienes armaron su propio descargo.

“Es nuestra adhesión a nivel nacional”, explicó Botha a ADNSUR. “Estamos pidiendo a los ministerios de Salud y Educación a nivel nacional, pero también a nuestra universidad porque es autónoma y podría tomar medidas. A nosotros nos cortaron la PFO en marzo y desde esos meses venimos pidiendo una alternativa. Es más tuvimos reuniones con la décana y el jefe de la carrera, pero no nos dieron como una solución concreta. No hay un panorama a futuro de cómo se va continuar”, señaló.

EL LABERINTO DE LOS ESTUDIANTES

En el escrito titulado “El laberinto de los estudiantes de medicina para recibirse”, explican que en su caso “ya rindieron sus exámenes finales” y “se encuentran a la espera de retomar la Práctica Profesional Obligatoria (PFO)”, el “último periodo formativo de la carrera” que “constituye un escenario profesional, supervisado y conducido por docentes, lo que les permite acceder a su título”.

En ese sentido, indicaron que “los estudiantes de la UNPSJB apelan al criterio de las autoridades, quienes todavía no han emitido comunicado oficial al respecto”, y aclaran que “hasta el momento, no existen respuestas por parte del Ministerio de Educación y de Salud, ni tampoco se han presentado alternativas para solucionar el conflicto”.

Básicamente lo que piden los estudiantes de Comodoro, quienes serán los primeros egresados de la carrera en la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, es un plan B, una alternativa que les permita terminar sus estudios, poder ejercer como profesionales y realizar la residencia.

“Queremos una alternativa, comenzar la PFO. Entendemos que como es en el ámbito hospitalario por el tema de la emergencia sanitaria que se nos haya imposibilitado hacerlo, pero tampoco nos dan un panorama claro de cómo va a continuar, y el tema es que el examen de residencia para las especialidades, o empezar a ejercer, es en septiembre y no nos estarían dando los tiempos para poder anotarnos, y sin poner recibirnos no podemos trabajar. No queremos perder el año y como estamos en emergencia sanitaria también se necesitan médicos pero no nos vamos a poder graduar”, indicó.

LA RESPUESTA DE LAS UNIVERSIDADES

Ante esta situación, el Foro Argentino de Facultades de Medicina de las Universidades Nacionales del país emitió un documento, donde aseguró que desde el comienzo de la pandemia “las Facultades miembro trabajamos para mitigar el daño académico que se abate sobre las carreras de los estudiantes de medicina”.

Las universidades aseguran además que “vienen acompañando a la Autoridad Sanitaria Nacional y a las de las Jurisdicciones en que asientan sus Unidades Académicas, mediante pronunciamientos públicos, aconsejamientos científico técnicos; cesión de instalación para su uso en la lucha contra la pandemia; conformación de equipos de voluntarios; innovaciones y desarrollos tecnológicos –en tiempos récord- de dispositivos y tecnologías anti-COVID19, entre otras medidas”.

En el plano académico, indicaron que las Facultades vienen trabajando para modificar las prácticas profesionales ante el panorama que se vive. Sin embargo, admitieron que “lamentablemente y más allá de lo esperable, en lo que va del 2° semestre no surgen condiciones que ayuden a resolver el desarrollo de aprendizajes pospuestos en el 1° semestre”.

En ese sentido, el foro argumenta que “las carreras de medicina son de alto riesgo social” y asegura que comparte "el malestar y frustración del estudiantado, pero no puede ni debe soslayar la ineludible responsabilidad que compete a las Facultades miembro –como formadoras de trabajadores de la salud- ante el planteo de quitar la esencia de la indispensable formación clínica que implica la Práctica Final Obligatoria la cual, a la fecha, no tuvo otra solución en el mundo, que no sea presencialidad en los servicios”.

Además,  señala “que en las disposiciones en vigencia del decreto 423-2020 del Ministerio de Educación de la Nación, no existe al presente, normativa alguna que consagre el retorno físico a los establecimientos del sistema educativo nacional universitario”.

Por lo pronto, el foto mantendrá nueva reunión con la Secretaría de Políticas Universitarias para analizar “la validez y factibilidad legal que tendrían ciertos cambios excepcionales en la formación práctica, determinados hoy por la Resolución Ministerial 1314 /07 y el Art. 43 de la Ley de Educación Superior previamente mencionada”, y también mantendrá un encuentro con el Ministerio de Salud de Nación, donde “se analizarán las acciones necesarias para un potencial regreso –de manera segura-a los servicios de salud”.

Mientras tanto, los estudiantes continuarán esperando, con la incertidumbre de saber cuándo podrán terminar su carrera y con la necesidad de sumarse al sistema sanitario, para poder obtener experiencia y además ayudar en esta crisis.