El ministro de Trabajo Claudio Moroni confirmó este martes que los empleadores podrán exigir que sus empleados que hayan sido vacunados con al menos la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus, vuelvan a las oficinas.

La medida solo exceptúa a los trabajadores con inmunodeficiencias, oncológicos y/o trasplantados, y se aplicará para aquellos trabajadores que hayan transcurrido al menos 14 días desde su inoculación, salvo los trabajadores de la salud, en dicho caso será luego de haber completado el esquema.

“La cual se dispensa del deber de asistencia al trabajo a los trabajadores y trabajadoras mayores de SESENTA (60) años, embarazadas y/o que se encuentren comprendidos en alguno de los grupos de riesgo definidos por la autoridad sanitaria, es complementada por la Resolución Conjunta del MINISTERIO DE SALUD y del MINISTERIO DE TRABAJO, EMPLEO Y SEGURIDAD SOCIAL Nº 4/2021, que regula la posibilidad de convocar a los trabajadores, incluidos los dispensados, debidamente vacunados que podrán retornar a sus actividades luego de transcurrido el tiempo considerado necesario para la inmunidad”, explica el documento firmado por Moroni, el cual se desprende de una interpretación de los decretos 241/2021 y 287/2021 y la Resolución 207/20.

Cabe destacar que el pasado mes de febrero el sector privado había pedido al Gobierno que aquellos empleados considerados población de riesgo por el coronavirus puedan volver a trabajar si se habían aplicado al menos una dosis de la vacuna.

Si bien el pedido había sido ignorado en un principio, esta nueva resolución se transformó en un guiño para el sector.